Alberuela de la Liena. Foto Daniel Romero

En pocas ocasiones encontramos la Iglesia en la parte más baja del pueblo. Eso es lo que ocurre en Alberuela de la Liena. Las casas se disponen a ambos lados de una calle y, en su extremo occidental, junto al camino que baja al río (antiguo camino de Bierge) se encuentra su Iglesia Parroquial. Insistimos en que se trata de la Iglesia Parroquial puesto que en muchas fuentes la nombran como ermita. Se trata de la Iglesia de San Nicolás de Bari, románica, del siglo XII.

Justo antes de llegar se encuentran en lo alto de un pequeño montículo, los restos de un Castillo templario cuya torre se usó de campanario, donde llegaron a sonar hasta cuatro campanas, y de la que solo se conserva una única pared con dos huecos. En los restos de dicho castillo llegó a estar la casa del Comendador que, posteriormente, pasó a ser casa parroquial, construcción que ha desaparecido con el paso del tiempo y de la que no quedan más que algunos restos junto a un pozo.

dph

Volviendo a la Iglesia, decir que consta de una única nave rematada en ábside semicircular en el interior aunque con cabecera plana en el exterior. El ábside está cubierto por un cuarto de esfera donde se conservan pinturas tardías.

Capitel. Foto Daniel Romero

En el centro del ábside hay que destacar el bonito ventanal rematado en la parte superior por una arquivolta de ajedrezado jaqués, el cual se extiende recorriendo la parte alta del ábside y a lo largo de los muros laterales del templo. A los lados de la ventana encontramos dos columnas coronadas por dos capiteles en muy buen estado de conservación. Actualmente, en dicho ventanal se ha dispuesto la imagen de San Nicolás.

En el primer tramo de la nave se encuentran dos capillas cubiertas por bóveda apuntada. En una de ellas, se encuentra actualmente la pila bautismal gallonada de tradición románica. La pila, que da categoría de Iglesia Parroquial a este templo, se emplazó en la capilla tras la restauración de la Iglesia en el año 2009.

Según investigaciones de Francisco Castillón Cortada, publicadas en el diario del Alto Aragón, en el año 1783 fue agrandada la construcción originaria del siglo XII. Por aquel entonces, Alberuela era priorato sanjuanistas, ¡con prior y todo! Había ermitas dedicadas a San Gregorio (aún se conservan tres paredes y un arco), San Cristóbal, San Joaquín, Santa Magdalena y ya en el pueblo, Santa Orosia

Alberuela de la Liena. Foto Daniel Romero

Después de varios años de abandono y deterioro, fue a principios de este siglo cuando se procedió a la restauración. Se revocaron los muros laterales y las bóvedas, ocultando así los sillares originales.  También se procedió a la  pavimentación. Con dicha restauración, el interior de la Iglesia quedó bastante modificado. No ocurrió lo mismo en el exterior, donde se conservan los gruesos contrafuertes y la cabecera plana que remata la nave.

Por último, en el año 2021 se llevaron a cabo obras para dignificar el entorno de la Iglesia, pavimentando con piedra el acceso y asfaltando la calle hasta donde empieza dicho acceso. Así mismo, se procedió a reforzar con un muro el montículo en el que se encuentra la torre, antiguo campanario.

SUSCRIPCION

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here