Ficha técnica:

Título original: The book of Eli.
Dirección: Albert Hughes y Allen Hughes.
País: USA.
Año: 2009.
Duración: 120 min.
Género: Acción, drama, ciencia-ficción.
Interpretación: Denzel Washington (Eli), Mila Kunis (Solara), Gary Oldman (Carnegie), Michael Gambon (George), Jennifer Beals (Claudia), Ray Stevenson (Redridge), Frances de la Tour (Martha), Evan Jones (Martz), Joe Pingue (Hoyt), Tom Waits (ingeniero).
Guión: Gary Whitta.
Producción: Broderick Johnson, Andrew A. Kosove, Joel Silver, David Valdes y Denzel Washington.
Música: Atticus Ross.
Fotografía: Don Burgess.
Montaje: Cindy Mollo.
Diseño de producción: Gae Buckley.
Vestuario: Sharen Davis.
Distribuidora: Sony Pictures Releasing de España.
Estreno en USA: 15 enero 2010. Estreno en España: 18 marzo 2010.
No recomendada para menores de 13 años.

Sinopsis:

En un futuro no muy lejano, unos 30 años después de la guerra final, un hombre solitario camina sobre la desolada tierra que una vez fue los Estados Unidos. Todo a su alrededor denota la catástrofe de la destrucción total. No existe civilización ni ley. Las carreteras están en manos de pandillas que matarían por un par de zapatos o una pizca de agua, o sin razón alguna… Pero ninguno de ellos está a la altura de este viajero. Un guerrero por necesidad, no por elección, Eli sólo busca la paz, pero si es necesario terminará con quien ose desafiarle. Lo que defiende con tanto empeño no es su vida, sino la esperanza de un futuro; una esperanza con la que ha cargado y a la que ha protegido durante 30 años. Una misión que está decidido a cumplir. Llevado por su compromiso y guiado por la fe en algo superior a sí mismo, Eli hace lo que sea por sobrevivir y continuar su camino. Sólo otro hombre en este mundo en ruinas entiende el poder que Eli tiene en sus manos y está dispuesto a arrebatárselo: Carnegie, un déspota que se ha autoerigido en jefe en un improvisado pueblo de ladrones y pistoleros.

Crítica por Fer Broto:

Los hermanos Hughes -Albert y Allen- han elegido el género futurista-apocalíptico para volver a dirigir su anterior proyecto, From Hell data del 2001, y por cierto tuvo una acogida más bien tibia por el público -31 millones de dólares en USA y 74 en el resto del mundo- y el anterior film de ficción fue estrenado en 1995. He de confesar que no he visto sus 3 películas anteriores, pero viendo esta última, no hubiera pasado tampoco nada si se la hubieran ahorrado y se hubieran tirado otros 8 años por dirigir, aunque parece que el "El libro de Eli" visitó esta semana el cine Cortés de Barbastro.público, otra vez, se empeña en quitarme la razón, debe de ser como dice mi gran amigo Joaquín porque los críticos -o al menos los que hacen críticas- son unos sectarios.

El libro de Eli nos sitúa en un futuro no muy lejano, en que no se sabe por qué la civilización ha sido destruida, quedando un mundo hostil en el que el bien más preciado es el agua y se carece de la más mínima manufactura. Sobre ese decorado camina nuestro héroe, Eli. Hasta aquí nada nuevo se aporta al género, a mí me resulta bastante trillado, así que es imposible no apreciar las similitudes con -entre otras muchas- la saga Mad Max. Pues bien, el elemento supuestamente original es la acción activa de Dios en el asunto, por supuesto el Dios Cristiano. Y así la palabra de Dios, la Biblia, será el elemento con el que el pueblo conquistara la esperanza suficiente para que la civilización humana pueda iniciar su reconstrucción. Por supuesto, el ejemplar que custodia nuestro héroe es última Bíblia que hay sobre la tierra.

La verdad es que a mí todo este proyecto me resulta tramposo y endeble desde la misma base. Pero los directores no están libres de culpa, la película arranca con una puesta en escena larga -al final te da la sensación que la introducción dura casi toda la cinta- lenta y confusa, y ese tono calmado y pausado acompaña a Eli durante todo su peregrinaje, hasta completar su misión, y la verdad es que el film se ve lastrado por ese ritmo cansino y carente de emoción que en teoría es el que no se debe utilizar en este género. Parece que la intención debía de ser la de apurar hasta el máximo la incógnita de la naturaleza del libro, que creo que toda la platea ha descubierto a la media hora de que libro se trata. Así que sin acción, sin suspense y sin drama pues se queda en nada, amén de que renuncia a ocuparse lo mas mínimo de los actores.

Sobre el guión ya he comentado algo. Añadiré que presenta un futuro sin pasado, renuncia a explicarnos cómo se ha llegado a este estado de desesperación. Sólo se nos cuenta que hubo una explosión y algo parecido a una radiación solar devastadora, que claro no se explica porque cesó esta radiación ya que supongo el agujero en la atmosfera no se habrá recuperado en tan poco tiempo, bueno podemos entender que hay que hacer algunas concesiones -al efecto solar me refiero- se puede entender que tal vez la guionista quiere centrar la acción en el presente-futuro y que no es necesario extenderse en otros escenarios. En mi opinión creo que en dos horas de metraje podían habernos dado alguna ayudita, además el destino final resulta decepcionante, así que nos quedamos también sin clímax final

Solo comentaré que Denzel Washington demuestra otra vez que es un actor fiable y lo demuestra una vez más, eso sí sin alardes. El diseño de producción posiblemente sea lo mejor de toda la película.

Así que, como conclusión, diré que me pareció aburrida y lo que más me gustó fue esa frase moralista -de las que tanto gustan a los norteamericanos- que Eli le dice a la chica cuando le pregunta: «¿qué paso?» Y este le responde: «Teníamos más de lo que necesitamos». Lo triste es que es verdad.

SUSCRIPCION

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here