Varios

Comentamos nuevos (y repetidos) errores, especialmente en prensa y televisión, de profesionales de la comunicación en la mayoría de casos.

  • El presentador de El Intermedio (la 6), Dani Mateo, hablando de Pablo Casado, dijo que era el Paterfamilia del PP: Se ve que ni guionista ni presentador estudiaron Latín (ni menos Griego) ni tienen algo de cultura elemental, para saber que en nuestra lengua se dice paterfamilias, todo junto, procedente de pater familias (padre de la familia), con un genitivo terminado en –as tomado de la lengua griega.
  • El actor Javier Bardén al ser elegido para la nominación de los Oscar exclamó: “Me he quedado muy shockeado (¿?)” (gran dominio del inglés -shock- , mas no del castellano, en donde tenemos bellas palabras como impactado, epatado, impresionado, sorprendido…).
  • En el programa de 4 First Dates una joven afirmaba que sí tendría una segunda cita con el joven “…para intimidar más, y no solo en el plano sexual”. Después de comerse a besos ante las cámaras, tal vez en la intimidad sientan intimidación.
  • Últimamente se oye mucho a periodistas y personajes políticos, en ese gusto por alargar y no ir al grano directamente (tal vez porque no tengan nada que decir) utilizar la expresión “poner en valor, que aunque es correcta, como reconoce la Fundación del Español Urgente -FUNDEU-, con el significado de “Hacer que algo -o alguien- sea más apreciado, resaltando sus cualidades”, no deja de ser superflua, pues ya tenemos estos usos “valorar” (o “dar valor a alguien o algo”) o “remarcar” o “recalcar” o “resaltar”.
  • Ante la votación en contra de los Presupuestos Generales del Estado de los Diputados de UPN, se oyó que tal vez deberán entregar su acta, que los habilita para tales cargos, pero que aún no habían hecho entrega de ese acta.
  • En un fin de semana trágico donde hubo varios ataques entre bandas latinas con machetes en distintas zonas de Madrid, un presentador afirma: “La policía encontraba debajo de un coche el arma con el que se cometió el crimen”.
  • Ante el abandono del mundo de la política de Pablo Casado, ya se oía de nuevo (como comento en la columna de Heraldo de Aragón En sede farmacéutica) a Vicente Vallés en las noticias de Antena 3, hablar de que el líder hizo su última intervención en SEDE PARLAMENTARIA. Ya se sabe, alargar la noticia innecesariamente y paradójicamente comerse el artículo. ¿No resulta más sencillo decir “Hizo su última intervención en el Parlamento”?
  • El presentador de los deportes en Aragón TV se lució el otro día con una redundancia y un error en la misma noticia al afirmar: “Esta tarde se ha celebrado la ceremonia de clausura que ponía punto y final a los JJOO de invierno de Beijing”, todo por alargar la noticia de forma innecesaria: “Esta tarde se han clausurado los JJOO de invierno…”).
  • La ministra Yolanda Díaz hablaba en un acto oficial con esa empalagosa duplicación de géneros a toda costa de “Autoridades y autoridadas”. Tal vez no estudia la lengua madre, el latín, donde la palabra autoridad (y otras como lealtad, igualdad, libertad, legalidad, sinceridad, fraternidad, caridad, sanidad…) era de género femenino, ella que es tan defensora del feminismo. ¡PERFECTO! Recordemos que ya estuvo a punto de decir en otra ocasión Ustedes y ustedas, pero, cuando se dio cuenta de que eran todas periodistas, se contuvo a tiempo.
  • El cura de mi pueblo usó varias veces en una homilía el verbo “vocacionar”, en voz pasiva, y se quedó tan tranquilo: “Somos llamados, somos vocacionados por Cristo”.
  • Una profesora de Estadística le respondía a otra un correo electrónico diciendo: “Espero a verme explicado…”. Sin comentarios.
  • Sin comentarios también lo que aparece en Heraldo de Aragón el lunes 28 de febrero (pág. 41), hablando del gran partido de baloncesto que hizo el Casademont femenino: “…, agarradas al acierto de…, y también ha una defensa sólida…”.
  • Ante la invasión de Ucrania ya volvemos a oír de forma generalizada que el país está sufriendo una grave situación o crisis humanitaria. Ya comentamos que este adjetivo connota ideas positivas (ayuda humanitaria, carácter humanitario), y que no puede acompañar a sustantivos que no lo son.
  • En un cartel se leía lo siguiente así tal cual, donde pongo en negrita lo que aparece subrayado en amarillo (tengo foto):

ESTIMADOS CLIENTES,

GOB ARAGON surge

. INFORMARLES DE QUE POR FALTA DE PERSONAL EL TIEMPO DE ESPERA PARA PODER ATENDERLES AL MONSTRADOR ES MAYOR,

            GRACIAS

 Es error el uso del infinitivo inicial sin verbo en forma personal del que dependa (bastaba con decir simplemente INFORMAMOS A…), y también ese giro de “atender al” en vez de “atender en el”, y el uso de los signos de puntuación (y ya lo de monstrador lo dejamos estar).

  • El presentador del programa de Antena 3 Pasapalabra, Roberto Leal, hablaba en una de las letras del rosco final de un ave paseriforme de nombre científico Mimus polyglotus; pues bien, esta última palabra la dijo llana, y no hace falta saber Latín para darse cuenta de que está emparentada con políglota, y que por tanto su pronunciación era esdrújula.

Ya se ve que la cosa no mejora, que siguen en no pocas ocasiones los mismos errores y horrores.          

Errores, horrores y más

 

dph

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here