Cartel de la película Satyricon de Fellini.
Adecco

Dedicado con cariño a mi compañera Laura Bistuer Vicente, por su próxima maternidad en agosto

Hoy hablamos del centro de jardinería, vivero y venta de árboles y plantas Deodendrón, y de su conexión con seres mitológicos típicos de la Naturaleza, como las Ninfas, los Sátiros y el dios Fauno / Pan.

Franco Molina
MONZON

Las Ninfas eran divinidades secundarias, en principio consideradas hijas de Zeus, aunque más tarde se creerá que lo son de los mismos dioses de la Naturaleza (Fuentes, ríos, montañas…). Podían ser de las aguas como las Náyades, o de los bosques y montes como las Oréades o Pléyades, aunque había otras muchas más. Como tales, pues, vivían en montes, valles y grutas, bosques, prados y campos, ríos, arroyos, manantiales y fuentes. Se las imaginaba como vírgenes muy bellas,  con una ligera túnica que apenas cubría su cuerpo desnudo. Se dedicaban a la caza, junto con la diosa Artemisa / Diana, danzando, bañándose, tejiendo o hilando, cultivando flores o plantando árboles. Protegían también la vegetación y los lugares donde moraban. Con el tiempo los ninfeos (en Latín Nymphaeum), que en un principio eran las grutas naturales donde se creía que vivían, pasaron a ser unos monumentos consagrados a las Ninfas, en especial las fuentes, y también se les construyeron grutas artificiales para su culto.

Sátiro Della Valle (Museos Capitolinos)

Los Sátiros, como las Ninfas, representaban antiguamente la vida de la naturaleza en sus diversas formas. Eran los genios de aguas, montes y bosques, y junto con las Ninfas y las Bacantes formaban el cortejo del dios del vino, la alegría y la fiesta, Dioniso / Baco. Se les representaba con cabellos encrespados, orejas de cabra, cola de caballo o cabra, y el resto del cuerpo muy velludo. Vivían en montes y bosques, cazando, danzando o tocando instrumentos como la zampoña, la flauta, las castañuelas, el tamboril. Perseguían a las Ninfas y bebían alegremente junto a Dioniso. No eran muy apreciados por la gente, ya que gastaban bromas pesadas como asaltar el ganado, matar animales, perseguir a las mujeres o asustar a las personas bajo la forma de espíritus enanos. De hecho, nos han quedado varias palabras derivadas, como el sustantivo sátiro (Hombre lascivo), o sátira (Escrito para censurar acremente o poner en ridículo a alguien. Discurso  o dicho agudo, picante y mordaz dirigido a este mismo fin), o el verbo satirizar o el adjetivo satírico / -a, y hasta la novela Satiricón del escritor latino Caius Petronius Arbiter, de época de Nerón, llevada al cine por Federico Fellini en 1969 (Satyricon).

Imagen del ninfeo de Zwinger, Dresde.

Fauno (en latín Faunus, “el Favorecedor”) era una divinidad itálica, dios de los rebaños y los bosques, de cuerpo peludo y cuernos, pies y patas de macho cabrío. A diferencia de los Sátiros, se consideraba benefactor de estos lugares, y era especialmente apreciado por los pastores, ya que creían que alejaba a los lobos de sus rebaños. Precisamente el 5 de febrero se celebraban en su honor las fiestas llamadas Lupercalia, cerca del templo de Faunus Lupercus, ubicado en una gruta del Palatino. Con el tiempo, su culto decayó y fue identificado con el dios griego Pan, que se dedicaba a cazar animales salvajes y a perseguir, como los Sátiros, a las Ninfas. Otro de los pasatiempos favoritos del dios Pan era asustar a las personas con pesadillas que turbaban sus sueños. Del adjetivo griego πανικός -panikós- (“Relativo al dios Pan”), nos ha quedado en nuestra lengua la palabra “pánico”.

Para terminar, indicamos algunos derivados de la raíz griega para árbol (dendron), como dendrología, dendrografía, dendrograma (o representación gráfica en forma de árbol), rododendro o azalea, dendrocronología o ciencia que se ocupa de la datación de los anillos de crecimiento de las plantas arbóreas y arbustivas leñosas…

Gobierno de Aragón
gobierno de aragón
GOB ARAGON surge
dph
DPH

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here