Son muchas las personas que se hacen esta pregunta cuando se encuentran en la situación de ingresar a una persona mayor en una residencia. Y la respuesta no es sencilla, debido a que dependerá directamente de la residencia en la cual queramos ingresar a la persona mayor.

Como puedes imaginar, no es lo mismo realizar el ingreso en una residencia pública y o concertada que en una residencia privada. Esa última siempre es más cara, debido a que no depende directamente de un organismo público. Por ese motivo, es fundamental tener claro qué tipo de residencia buscamos para nuestros mayores.

GOB ARAGON surge

¿Cuál es el precio de una residencia de ancianos en Madrid?

En este artículo de miResi podemos ver toda la información que necesitamos conocer a la hora de conocer los precios de una residencia de ancianos en Madrid. Pero como podemos ver en el artículo informativo, el precio medio de una residencia de mayores en Madrid se sitúa en los 1858 euros. En ese caso el precio ya incluye el IVA, pero dependerá directamente de la residencia elegida.

Pero si te parece cara, debes saber que hay residencias más económicas, destacando que su precio suele ser desde los 1100 euros al mes. Mientras que hay otras más caras, sobre todo cuando se solicita habitación individual, en cuyo caso la cuota mensual puede llegar a los 3000 euros sin problemas.

¿Qué hace que el precio sea uno u otro en una residencia?

A la hora de comparar precios, tenemos que tener claro que hay algunas variables que influyen de manera directa en el precio final de la residencia. Eso sí, ya de por sí tenemos que saber que las residencias de Madrid, Cataluña, Navarra y el País Vasco son las más caras. Teniendo en cuenta ese detalle, pasamos a mostrar las variables que hacen que el precio sea más alto o bajo.

  • Situación: sin lugar, es un factor que hace que el precio varie mucho de un sitio a otro. Como puedes imaginar, en el centro de las ciudades, el precio siempre será mucho más caro que en las afueras. Incluso en las zonas rurales podemos encontrarnos precios mucho más bajos. En ocasiones los diferenciales de precios pueden llegar incluso al 40%.
  • Servicios: como puedes imaginar, cuantos más servicios tenga la residencia y disfrute la persona mayor, más alto será el precio mensual a pagar. Las residencias tienen unos servicios mínimos y luego otros extras que pueden ser abonados a parte si se quiere disfrutar de ellos. Por ese motivo, es vital elegir una residencia adecuada según la relación calidad precio. Lo importante es la salud y el bienestar de la persona.
  • Instalaciones: cuanto mejores son las instalaciones y en consecuencia los servicios, más alto suele ser el precio a abonar. En cierta manera el precio no depende del tamaño de la residencia, sino de los servicios especializados que ofrezca. En ocasiones hay residencias pequeñas, pero más completas que las grandes. Por ese motivo, es interesante visitar la residencia para evaluarla y así ver si realmente merece la pena pagar lo que cuesta.
  • Dependencia: el grado de dependencia también influye de manera directa en el precio final que hay que pagar cada mes. Como puedes imaginar, una persona dependiente tendrá que pagar más porque necesitará de una persona a su lado en todo momento. En cambio, una persona que puede hacer vida normal por sí sola, tendrá que abonar un precio más ajustado.

Todas esas variables hacen que el precio final sea uno u otro. Por ese motivo, siempre tenemos que usar comparadores como los de Miresi a través de los cuales podemos hacernos a la idea del precio aproximado según las necesidades de la persona. Y recuerda, las privadas siempre son más caras, pero a cambio ofrecen un acceso más sencillo. Todo dependerá del presupuesto que te puedas permitir.

Diferencias entre una residencia pública y una concertada

Si buscas un precio económico a la hora de buscar una residencia de mayores, sin lugar a dudas tienes que comenzar a buscar por las residencias públicas o concertadas.

Las residencias públicas son las que son gestionadas únicamente por los organismos públicos. Hay residencias gestionadas por el ayuntamiento, otras por la comunidad autónoma. Lo importante es que al ser públicas el precio es más económico, aunque a cambio es más complicado acceder a una plaza. Esto se debe a que la demanda es muy alta, por lo que se recomienda realizar la petición con mucho tiempo de antelación. Incluso hay personas que hacen esa petición con varios años para asegurarse la plaza cuando realmente la necesiten.

Como leemos en este artículo de Cotilleame.net sobre las residencias concertadas, las mismas son gestionadas por empresas privadas, pero con colaboración de los organismos públicos. Eso ayuda a que los precios estén muy próximos a los de las residencias públicas, a cambio de unos buenos servicios. Eso sí, como sucede con las residencias públicas, también hay mucha demanda, lo que hace que haya que solicitar la plaza con mucha antelación.

¿Hay ayudas para pagar la residencia de ancianos?

Sí y dependen directamente de la comunidad autónoma en la cual se resida. Siguiendo el ejemplo de Madrid, podemos ver que en esta comunidad autónoma sí que hay ayudas. Para acceder a ellas la persona mayor tiene que tener reconocida una situación de dependencia y entrar dentro del Programa Individual de Atención, el cual se le conoce bajo las siglas PIA.

Cuando se certifica que la personas cumple los requisitos, será el momento en el cual se muestra el importe de la ayuda a la cual tiene acceso. La ayuda siempre tiene en cuenta la pensión de la persona y el dinero que necesita para cubrir sus necesidades básicas.

Además, tenemos que recordar que en ocasiones no es necesario realizar el ingreso en una residencia. Puede ser suficiente con los centros de día para personas mayores, ayuda a domicilio o incluso al servicio de Teleasistencia. Lo importante es tener la seguridad de que la persona va a poder disfrutar de una buena calidad de vida.

dph

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here