Marisol Cáncer, portavoz de Barbastro en Común

El pasado 27 de marzo se aprobaron los presupuestos para este año 2022. Desde la plataforma ciudadana Barbastro en Común pensamos que lo más sensato y lo más responsable era votar en contra.

El motivo de nuestro voto negativo se debe a que tenemos una percepción de la política municipal completamente opuesta al equipo de Gobierno actual.  No se trata de diferencias ideológicas, que las tenemos, se trata de que el equipo de Gobierno sólo ha sacado adelante en todos los presupuestos de la legislatura sus propias propuestas, ignorando no sólo las propuestas de los demás grupos sino que tampoco desarrolla las mociones ya aprobadas en el pleno por una mayoría de la que forman parte.

comarca
Pleno ordinario de marzo.

Desde nuestra llegada al Ayuntamiento nuestro grupo ha sacado diferentes mociones que en principio han sido aprobadas por amplia mayoría. Se trataba de propuestas buenas para la ciudad, como crear una bolsa municipal de vivienda social en alquiler, comenzar a llevar a cabo el plan de movilidad, el acondicionamiento de solares vacíos, propuestas educativas y de ocio para la juventud u otras como destinar el 1,5 del presupuesto de inversiones a fines culturales. No se ha reservado ni un euro para ejecutar estas propuestas ni en los presupuestos, ni en las inversiones de remanentes; pero no sólo no han hecho caso de las mociones de Barbastro en Común aprobadas en pleno, es que no han hecho caso de ninguna moción aprobada en pleno de ningún otro grupo que no sea el suyo. En estas condiciones es muy difícil colaborar, ayudar, sentir que estás dentro del Ayuntamiento trabajando para el futuro de nuestra ciudad.

Aunque Barbastro en Común apuesta por unos presupuestos participativos que impliquen a todos los ciudadanos, uno de los aspectos más democráticos de un ayuntamiento son las mociones aprobadas en pleno, ya que dan la posibilidad de que todos los representantes puedan tener voz y que con su aprobación pueda haber un consenso. Creemos que uno de los valores más importantes que deberían de respetarse es la participación, el sentido democrático, el gobernar para todos y no sólo para los votantes del equipo que gana las elecciones. Al revisar los presupuestos queda demostrado que el equipo de Gobierno no considera importante estos valores democráticos.

Hay otra reflexión importante que puede verse en los presupuestos planteados por el PP y Ciudadanos. Hay muchos proyectos de servicios y urbanismo planteados en las inversiones de remanentes que, sacando los presupuestos en marzo, casi seguro que no se podrán hacer, pero muy poco o nada para aspectos sociales, cultura o educación. ¿Por qué en este país la derecha le da tan poca importancia a estas áreas cuando es un bien para todos? ¿Por qué siempre tiene que ser la eterna reivindicación de la izquierda, si es un bien para todos? Las ciudades que han dado a los servicios sociales, la cultura y la educación la importancia que tienen, ven que son motores de desarrollo, que atraen a los jóvenes a vivir en ellas, que crean mas nexos entre los ciudadanos, que hay más sociabilidad, más crecimiento. En resumen, más bienestar común.

 

 

 

GOB ARAGON surge

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here