Valentí Gubiana con el cartel.
Varios

Valentí Gubianas i Escudé (Navas, 1969) es un reputado ilustrador de libros y murales a gran tamaño, con más de cien paredes decoradas con sus pinceles. La última de ellas es la fachada del SENPA de Binéfar, un encargo realizado el año pasado por el Ayuntamiento para dedicar el primer mural a su festival más emblemático, IMAGINARIA, que en su novena edición se celebrará del 1 al 5 de junio. Los personajes que decoran este mural además protagonizan el cartel de la presente edición, presentado la pasada semana.

No es tu primera aproximación a IMAGINARIA ya que eres el autor del gran mural en la antigua nave del SENPA dedicado al festival. ¿Cómo fue ese proceso?

GOB ARAGON surge

Fue un encargo del Ayuntamiento que realicé a final del año pasado. Cuando lo estaba trabajando, valoraron la posibilidad de trasladar el universo del mural al cartel. Así salió la idea. A partir de los personajes que había creado para el mural, adapté su esencia al cartel.

Antes de empezar con el mural me pasaron información de IMAGINARIA porque desconocía el festival. Pude ver videos, fotos, información en un dossier y a partir de ello cree un universo de personajes fantásticos partiendo del nombre del festival. Le di mucha luz de ahí que utilizara el amarillo para dar mucha vida y alegría. A partir de estas ideas, ya se trasladó al cartel, con personajes diferentes y dando más protagonismo a la rana, que de alguna forma es el personaje emblemático del festival. Junto a la rana hay una serie de personajes fantásticos para dejar volar la imaginación, ya que no se identifican con un personaje concreto.

¿Cómo definirías tu cartel?

Fantasía, vida y movimiento. Hay muchas diagonales, muchos personajes en movimiento, pequeños guiños a los títeres, a la música y una visión muy abierta. No son títeres clásicos, si no que se mezclan con otros personajes para crear un festival abierto, lleno de vida y fantasía.

Y muy inclusivo, además, ya que hay zancudos y enanos, … todo tipo de personajes.

Sí, se puede interpretar de muchas formas porque hay personajes que no son ni personas ni animales, si no que es una mezcla para incentivar que vuele la imaginación. Le di bastantes vueltas al nombre de IMAGINARIA y así me lo transmitieron desde la organización, se trata de un festival, sobre todo, muy abierto.

¿Qué supone para ti tener tu primera obra en una ciudad como Binéfar tan volcada con la cultura y especialmente con este festival?

Crear el mural ya fue muy emocionante desde el primer minuto porque cuando me hicieron el encargo y me explicaron el tema y el contexto, me gustó muchísimo. En Binéfar no había estado nunca, pero hacía menos de un año que había visto a Los Titiriteros de Binéfar. Llevaba mucho tiempo queriéndolos ver y me gustaron muchísimo. Al recibir el encargo me motivé mucho. Además, la pared era muy agradecida, era muy grande, y a mí me gustan los murales inmensos.

Fue bonito tanto el proceso de creación como los días que pasé en Binéfar, el acogimiento, … me lo pasé muy bien. Para mí es muy importante estar bien acompañado y tener todo lo que necesito para crear tranquilamente.

Después cuando se valoró la posibilidad de hacer el cartel, también estuve muy contento y me hizo mucha ilusión. No me lo esperaba. Son dos soportes distintos y estoy contento con el resultado.

¿Debe de ser un reto complicado pintar una gran fachada?

Hay un tema de creación, más artística, que es un proceso lento pero que me motiva mucho. Y luego está el tema técnico, cómo trasladar las ideas de un papel a una pared inmensa. Pero también el oficio enseña a no tener miedo, y básicamente es una cuestión técnica de cambio de escala, contar con buenos medios, como las escaleras y grúas, y tener todo cubierto para que puedas descansar. En Binéfar estuvo todo muy bien cubierto.

Cuando arranqué con el mural y noté que estaba trasladando la idea del papel a una pared de grandes dimensiones, obtuve un placer muy grande. Sentí la sensación de transformar un espacio público, con mucho respeto al entorno, y dibujar en una calle lo que te ha venido por la cabeza. Humildemente pienso que he hecho una aportación a la vía pública.

En la provincia de Huesca, en últimos tiempos, antiguas fachadas están cambiado de imagen con murales artísticos. ¿Qué te parece esta tendencia?

No sé si es un boom o se consolidará. Veníamos del desierto, había muy poca cosa y costaba mucho apostar por murales creativos. Había murales, pero más comerciales y la cuestión creativa estaba descuidada, ahora se está normalizando. También es verdad que los murales tienen una vida y al cabo de los años habrá que renovarlos. Pero me parece muy bien, porque al final es trasladar “el arte” que podría estar en una galería a la calle para que llegue a todo el mundo. Lo digo desde la humildad, pero es trasladar la creación a todo el mundo. Me interesa siempre que no sea un boom y se haga conscientemente. Al final una pared tiene que ser de un color y ¿por qué no puede ser muchos colares? Además, cuando ves mucha variedad de murales te invita a reflexionar, unos te gustan otros no, al final eso es el arte.

¿Supongo que lo veremos por IMAGINARIA este año?

Sí. Cuando me pasaron la primera información, me di cuenta de que conoces muy pocas cosas, además estando tan cerca. Estoy muy agradecido por la confianza y el acompañamiento que recibí. Me sentí muy bien arropado y cuando tengo todas esas condiciones, todo fluye más.

dph

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here