ciudadanos

Hijo te regalo un «NO», para que aprendas a frustrarte porque en la vida no siempre saldrán las cosas como tú deseas. La vida, al igual que las olas del mar, está llena de pequeñas y grandes frustraciones, has de aprender a surfearlas sin dejar que te arrollen.

Te regalo un «NO», para que aprendas a ser asertivo, a poner límites y también a respetarlos. Ya me cansé de los no débiles, acompañados de un «bueno», «vale, pero la última vez…» que tanto te han confundido. Es crucial que entiendas que un No es un No y por mucho que insistas no se convertirá en un SÍ.

GOB ARAGON surge

Te regalo un «NO», para reforzar tu voluntad, pero también para fortalecer tu libertad; si quieres puedes saltártelo pero has de saber que todo en la vida tiene consecuencias.

Te regalo un «NO», para fortalecerte, aunque muchas veces lo fácil para mí sería darte un sí para complacerte. Sin embargo, he comprobado que cuanto más te complazco más me exiges y ello te aleja de tu felicidad.

Te regalo un NO porque por fin he comprendido que los límites son un acto de amor hacia ti y hacia mí. Que tras el contentarte y complacerte se escondía el deseo inconsciente de ser validada y querida como mamá.

Hijo, te regalo un NO porque TE QUIERO Y PORQUE TAMBIÉN ME QUIERO.

SUSCRIPCION

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here