Adecco

No, los míos pares guarda qué han de sabé. Ellos tapoco no saben res. Me pasa como a tú, que no i trovo mai el momento de dílesne. Y no tiengo guaire cllaro que les ne quiera contá.

¿Tú qué pensas fé? ¿Diles que te quies matá, pero que encara no has decediu el cuán u el cómo? No, ixo no é brenca fácil, y no sé si sabría felo. Cuasi prefiero que s’anteren cuan ya no n’heiga remedio. Prou me fa sofrí lo mío, que estoy endoloriu como si m’hesen dau un batán, como pa que encima me toque de veyé cómo el pasan mal ellos.

Franco Molina
MONZON

Sé que se desesperarán y que ferán de to pa salvame, como é natural, pero yo no puedo seguí asinas, con esta angunia. No sé tú, pero me penso que no me quedan esperanzas. Ya’l sé que l’hen estau charrán prous veces, pero tiengo que dítelo un’atra, perque tú es el único que me puez entendé. Yo no me quiero morí, y creigo que tú tapoco, pero ¿qué i podén fé? Yo me pensaba que cuan estasen al istituto cambiaría to. Ya cuasi m’habeba acostumbrau a que mos las fesen pasá putas a la’scuela, pero contaba que ixo remataría bel día, y ixe día teniba que sé cuan brincasen d’allí. ¿Y ara qué? ¿Ara qué hen fecho mal, pa que estén un’atra vez igual?

Y no me viengas con que tendrían que contalo a casa u a los maestros. Ya veis tú pa qué va valé l’atra vez. Encara se mo’n van reí, lo menos a yo. Si de primeras me tomaban per maduro, dispués de quejame, per maduro y medio. ¿Tú créis que ara será d’atra manera?

¿No te das cuenta que a nenguno l’interesa d’aduyamos? Ni a nusatros ni a los que están como nusatros. Mucho di y mucho pregoná, pero a la hora la verdá a cada uno mos toca d’apañamos solos. ¿O acaso tus pares han metiu mano? Como los maestros, igual. A yo no me vale que mis pares me conten historias de cuan ellos eran chovens, ni que la tutora diga que ella s’encargará; pa yo que pensan que no foi que romanceá. A yo nomás me vale que me dixen viví, perque estoy desesperau, y el veigo tot escuro, y en cuentas de dormí soneo, dispierto, que cerro los ojos y mai los torno a ubrí, y siento la paz de los que ya no sufren, y me quedo relajau imaginanme que ya nenguno me fa más mal, y contra más remugo milló me trovo. No quiero viví perque no’n puedo más…

Manimenos, créime si te digo que me da horror de pensá en el mal que les faré a los de casa mía, en lo que les tocará de padecé d’aquí enta deván. Encara no he tomau la decisión perque las dudas m’atabalan. Querría veyele una salida a tot esto, de verdá te’l digo, encara que t’heiga dicho lo contrario, y per ixo te’l torno a contá. Necesito que mis pares m’aduyen. Sí, ixa é la verdá, onque no saben res de lo que penso fé. Ni sisquiera se’l imaginan, pero tienen que sabelo. Necesito contálesne, que se den cuenta, que m’entiendan. Y sobre to necesito que ixes atros dixen de feme mals, ya’l sabes. No quiero, no puedo viví más, pero adúyame. Preciso que tú m’aduyes, y dispués fes lo que quieras. ¡Per favor te’l pido, adúyame!

 

GOB ARAGON surge

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here