Burceat
Burceat

Municipio de Barbastro. Burceat es un “lugar de 16 h.; a 463 m. de altitud. Reunía 153 h. en 1.900. Comunicación desde Barbastro. Se documenta a fines del siglo XV. Pequeño núcleo asentado en llano, de aspecto suelto y con viales de corto desarrollo que parecen dirigirse hacia la iglesia, separada de las casas y hacia el este.

En 1.980 la calle central se veía parcialmente excavada en banco de arenisca; ahora están todas pavimentadas con asfalto o cemento. A pesar de las renovaciones, sigue primando la visión de materiales tradicionales –piedra, adobe, tapial, ladrillo y teja-, hay ampliaciones con ladrillo industrial y un par de casas de nueva ejecución… Perviven entre los inmuebles dos ejemplares típicos de los siglos XVII-XVIII. El primero –casa Nebot- …una vivienda de gran desarrollo y corral pegado con acceso bajo soportal… La otra casa posee patio abierto ante la fachada que luce escudo nobiliario de los Pano… La parroquial de San Bartolomé –s. XVIII- es de los últimos tiempos del gótico aragonés con portada barroca…; trabajaron en ella varios canteros y la concluyó Marco Ranzón en 1.655, según inscripción del interior” (A. Castán, Lugares del Alto Aragón).

El recorrido por la población (hermoso ejemplar de granado en flor) nos infunde la sensación de población si no grande, sí al menos capaz de albergar a un número de habitantes muy superior al actual. Un amable informante nos habla de algún inmueble ocupado vacacionalmente por propietarios catalanes; también de varias casas cuyos propietarios residen en Barbastro; de alguna otra –en muy mal estado- puesta a la venta. Mayor concreción la encontramos en la obra de Antonio Ubieto Arteta Los pueblos y los despoblados, en la que se da a Burceat 19 fuegos en 1.495, 29 vecinos en 1.797 y 156 habitantes en 1.857. Ahora sí que empiezan a cuadrar los datos.

El Diccionario de Madoz nos dice que “el terreno es de monte y se cultivan 30 cahizadas que todas están plantadas de olivos y viñedos, sembrándose además de granos, aunque con descanso de una año para otro”. Esas 30 cahizadas cultivadas (1.845-50) para una población de 156 h. (1.857) son absolutamente insuficientes para cubrir las necesidades más perentorias. Hubo otra actividad importante, tal que la ganadería de la que quedan recuerdos y algún residuo.

Burceat es una composición terciaria de la lengua ibérica. Como primer elemento aparece la voz onomatopéyica bur-bur, con el significado de abundancia. Perdida la repetición y cadencia hasta, esto es, bur, recibe un segundo elemento que es ze, pequeño, diminuto; se aglutina mediante yuxtaposición necesaria, dado que la elipsis –bu(r)ze- provocaría la incomprensión. Por último, ato, castellano hato, rebaño, que pierde la vocal átona final, burzeat(o). Resulta evidente que cada uno de los 29 vecinos del lugar – o la mayoría de ellos- disponía de un pequeño hato o rebaño de ganado lanar con valor más que complementario para su economía doméstica. Burceat significa “abundancia de pequeños hatos o rebaños”.

 

SUSCRIPCION

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here