Ficha técnica

Título original: The hurt locker.
Dirección: Kathryn Bigelow.
País: USA.
Año: 2008.
Duración: 131 min.
Género: Acción, bélico, drama.
Interpretación: Jeremy Renner (sargento William James), Anthony Mackie (sargento J.T. Sanborn), Brian Geraghty (Owen Eldridge), Ralph Fiennes (Jefe de equipo), Guy Pearce (sargento Matt Thompson), David Morse (coronel Reed), Evangeline Lilly (Connie James), Christian Camargo (coronel John Cambridge).
Guión: Mark Boal.
Producción: Kathryn Bigelow, Mark Boal, Nicolas Chartier y Greg Shapiro. Música: Marco Beltrami y Buck Sanders.
Fotografía: Barry Ackroyd.
Montaje: Bob Murawski y Chris Innis.
Diseño de producción: Karl Júlíusson.
Vestuario: George Little.
Distribuidora: DeAPlaneta.
Estreno en USA: 26 junio 2009. Estreno en España: 29 enero 2010.

TORNO DE BUERA VERANO 2020

Sinopsis

En tierra hostil (The hurt locker)» narra el intenso día a día de un comando especializado en desactivación de explosivos durante la guerra de Irak liderado por el sargento Thompson. Cuando éste fallece en el transcurso de una misión, la unidad queda al mando del impredecible y temerario sargento James. El imprudente comportamiento de éste hará que sus dos subordinados, el sargento Sanborn y el especialista Eldridge, valoren seriamente el riesgo que corren en su trabajo y se planteen si realmente merece la pena continuar. Cuando una misión rutinaria en una ciudad se convierta en una auténtica ratonera para James y sus hombres, la verdadera personalidad del sargento aflorará, haciendo que sus vidas cambien para siempre.

Crítica por Fer Broto

La pasada semana nos visitaba la gran triunfadora de los premios Oscars y BAFTA del 2010, y que ha pasado a la historia por haber proporcionado a su directora, Kathryn Bigelow, el honor de ser la primera mujer el conseguir el La pasada semana nos visitaba la gran triunfadora de los premios Oscars y BAFTA del 2010, y que ha pasado a la historia por haber proporcionado a su directora, Kathryn Bigelow, el honor de ser la primera mujer el conseguir el Oscar a la mejor dirección.Oscar a la mejor dirección, nos referimos, claro está, a En tierra hostil (The hurt locker).

La película arranca con una puesta en escena trepidante que nace desde los mismos créditos y que atrae desde el principio la atención del espectador, con una primera escena de final inesperado, ya que vemos como un actor de la talla de Guy Pearce cae abatido por la detonación de una bomba que estaba intentando desactivar en la primera misión a la que asistimos. Esto propiciará la entrada en escena de Jeremy Renner en el papel del nuevo jefe de unidad, y sobre él recaerá todo el peso de la película. El guión tiene el acierto de no ser demasiado descriptivo sobre el pasado y las motivaciones del trío protagonista, nos va dejando pistas para que podamos nosotros descubrir quien es quien en este sombrío juego que es la guerra urbana en Irak.

El gran acierto de esta película es como la realizadora controla con mano firme el ritmo frenético que nos va llevando sorteando momentos de verdadera tensión, con otro de calma en los que da la sensación de que se va a desarrollar emocionalmente alguno de los tres personajes protagonistas.

El guión tiene varios aciertos para mí el más grande es el de renunciar a dar carga política alguna a la cinta, que no lo olvidemos está ambientada en una guerra, la de Irak, todavía inconclusa.

La interpretación está en la misma línea suave pero no carente de tensión, y sin tender a la sensiblería ni tampoco a la autoafirmación de la virilidad, así que los actores entienden cual es el tono que deben darle a sus respectivos personajes para que estos no distraigan al espectador en la visión global de la película. Pero dicho esto también es justo decir que a mí me resulta casi imposible imaginar esta película sin el fantástico trabajo de Jeremy Lee Renner realizando una composición sobria y casi ecléctica por momentos, pero igualmente maneja con solvencia las contadas escenas de un calado emocional mayor, -el contacto con el niño iraquí, el recuerdo de su familia…- logrando ser un digno competidor de la celebrada actuación de Jeff Bridgess en Crazy Heart, en la lucha por conseguir el Oscar a mejor actor protagonista

Pero pese a lo escrito en las líneas precedentes, también es cierto, que toda la expectación generada por sus diversos galardones, y sobre todo por haber sido capaz de derrotar al nuevo juguetito de la industria, (el 3D de Avatar) como decía, todas esas expectativas en mi no se acabaron de acabaron de colmar, yo esperaba una película más de personas luchando contra los medios técnicos del cine industrial, y en esencia es así, pero la sensación que saqué fue que los grandes méritos de En tierra hostil son los apartados técnicos -excelente fotografía, diseño de producción y montaje- la manera de contar la historia más que la propia historia en sí , aparte de la dosis, más o menos constantes de adrenalina, echo de menos algo más de emoción, m´ss de trama humana.

Tampoco quiero olvidar mi queja de casi cada semana sobre esa moda actual de extender la duración durante más de dos horas, ni que les pagaran por minuto exhibido, así pues una vez más creo que con 30 minutos menos la película hubiera salido ganando. Ahora que igual soy yo y es que me estoy haciendo viejo y me cuesta mantener la concentración durante tanto tiempo.

Así pues lo uno por lo otro, la verdad es que la recomendaría sin demasiadas reservas, es una película con un ritmo eléctrico y adrenalítico, donde no hay buenos y malos, y que en cada palmo de terreno y a cada instante está la posibilidad de un fatal desenlace, y todo rodado de una manera impecable.

GOB ARAGON surge

2 Comentarios

  1. Peliculita que como dice el crítico no colma las expectativas generadas por tanto premio. Por no hablar del tonito imperialista americano de rodar a «nuestros chicos» luchando en Iraq, lo mal que lo pasan en esa «tierra hostil». Vamos un «Boinas Verdes» moderno, sin John Wayne pero con la misma esencia.

  2. En total desacuerdo con «Mósen Bruno». Excelente película en la que no se juzga: se muestra. Y lo que vemos me recuerda inevitablemente a la también formidable y desoladora «En el valle de Elah» de Paul Haggis.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here