Mejor financiación más autogobierno
Joaquín Palacín Eltoro.
Adecco

Mejor financiación, más autogobierno, más Aragón

La nueva configuración del Estado permitió redistribuir, en un proceso inconcluso, el poder político a territorios que como Aragón mantuvieron a lo largo de la historia una personalidad propia y una voluntad inequívoca de trasladarla a la toma de decisiones políticas. Un autogobierno aragonés para avanzar hacia cotas mejores de libertades personales y como pueblo, con el interés puesto en corregir los desequilibrios territoriales y en lograr la deseada justicia social.

MONZON

Ahora, en este cuarenta aniversario de nuestro Estatuto de autonomía, tenemos sin duda un mayor poder político, contamos con instituciones propias, que, aunque lastradas por una insuficiencia financiera endémica, nos permiten disponer de un sistema de servicios públicos esenciales.

Hay competencias pendientes de traspaso desde la última reforma estatutaria de 2007 y otras que ni siquiera se incluyeron en ese cambio, pero la clave de un futuro que ya es presente está en la capacidad financiera. Sin recursos económicos suficientes es imposible llevar a cabo, en condiciones dignas, las políticas a desarrollar.

Mejor financiación más autogobierno

El reciente informe de la Cámara de Cuentas constata la insuficiencia estructural en los ingresos para financiar los servicios públicos del Estado de bienestar. Los datos son contundentes. En el último año prepandemia (2019) Aragón tuvo un déficit de financiación en los servicios públicos por habitantes ajustado de 447 euros, “lo que supone una necesidad de 628 millones de euros adicionales”.

El actual sistema de financiación se estableció en 2009 y el principal factor del reparto recayó sobre la población, por lo que Aragón está en inferioridad simplemente por tener menos habitantes. Este modelo debería haberse reformado en 2014, pero nadie se ha atrevido a hacerlo, pensando más en los votos que en la calidad de vida de los aragoneses y aragonesas. Cada día que pasa con esta fórmula Aragón pierde.

Ahora estamos inmersos en un proceso de revisión. Desde Aragón se han acordado cuáles son nuestras prioridades. Es necesario dar mayor peso al envejecimiento, la dispersión territorial o el factor superficie. Todo con el objetivo de ser más justos y obtener una mejor financiación. Siempre sin olvidar que nuestro Estatuto nos permite establecer un convenio bilateral entre Aragón y el Estado que nunca ha llegado a firmarse.

Es imprescindible profundizar más en nuestro autogobierno. Es nuestra opción política para hacer de Aragón nuestra casa y paisaje, el mejor lugar donde vivir.

 

 

Gobierno de Aragón
gobierno de aragón
GOB ARAGON surge
dph

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here