Risa Branch. Fotografía José María Puig

Alrededor de 900 personas disfrutaron del II Festival Internacional Jazz Barbastro que al igual que el año pasado llegó en dos entregas en los últimos fines de semana de junio, con conciertos gratuitos en espacios abiertos y en el Centro de Congresos. El certamen lo organiza el Ayuntamiento de Barbastro en colaboración con la Diputación Provincial de Huesca, que lo ha incluido en el circuito Alto Aragón Jazz Tour.

Gonzalo del Val. Fotografía José María Puig

La concejal responsable del festival, Pilar Abad, valoraba la respuesta de público que ha tenido la segunda edición de una propuesta que pretende consolidar a Barbastro como una de las plazas jazzísticas de la geografía aragonesa.  “El balance general es muy positivo. Estamos muy contentos y deseamos que se pueda realizar la tercera edición. Ha habido música de cercanía, para dar a conocer al jazz, un estilo que a veces cuesta más escuchar, pero el público se ha implicado y se ha sorprendido por las propuestas de calle que les hemos acercado”, señala Abad. 

dph

La primera parte del festival comenzó con un documental sobre el sello discográfico independiente más relevante del jazz, Blue Note Records, a la que siguió la actuación en la plaza Julieta de la banda local de hardbop Arzz Collective. El primer vermú del festival en la mañana del sábado lo protagonizó la bonita voz de Terela Gradín acompañada por Luis Giménez, guitarra, y Marcelo Escrhich, al contrabajo. En la sesión de tarde el SR. Lobo DJ ofreció una sesión fusión dedicado Chet Baker con terrazas llenas. 

El lindy hop no faltó en este festival con la banda Barcelona Swing Flamingos que hizo bailar en la noche del sábado a una veintena de parejas en la plaza Aragón ante la mirada de numeroso público. 

The Cominmens. Fotografía José María Puig

Y los aragoneses The Cominmens bajaron el telón al primer fin de semana en la sesión vermú del domingo también con terrazas llenas. 

New York, Jamaica, Big Band y jazz clásico

El último fin de semana se abría con la cantante Risa Branch, una oportunidad de lujo para las 140 personas que se deleitaron con una de las promesas más firmes del jazz vocal neoyorkino. Mismo número de público el que disfrutó también en la noche del sábado con otro de los platos fuertes del festival: la actuación del prestigioso batería Gonzalo del Val Trio, acompañado por los virtuosos Marco Mezquida, al piano, Benet Palet, a la trompeta, y David Mengual, al contrabajo, que ofrecieron un repertorio de jazz clásico. 

Drop Collective. Fotografía José María Puig

Horas antes, la jornada del sábado comenzó con una divertida sesión vermú en el Paseo del Coso secundad por numeroso público que disfrutó con el viaje musical a Jamaica que ofrecieron los barceloneses Drop Collective. La sesión de tardeó la protagonizó el barbastrense dj Der, uno de los mejroes disc-jokeys de España en el estilo sonoro del jazz y que pese a la lluvia ofreció una atractiva velada con mucha fusión. 

El telón lo bajó el domingo en un abarrotado Centro de Congreso con un clásico la big band Jazz For Kids, dirigida por Daniel Escolano, con repertorio renovado, que acompañó a la Carola Ortiz, quien el sábado ofreció una master class de canto y percusión.

Master Class. Fotografía José María Puig

 

DPH

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here