La fábula de Aracne o Las hilanderas de Velázquez
La fábula de Aracne o Las hilanderas de Velázquez
Adecco

La empresa de diseño y rotulación KALIGRAFIA debe su nombre a la palabra griega  καλλιγραφία, kalligraphía, o escritura bonita.

Por conectar el diseño con la mitología grecolatina, hablaremos de Aracne (del griego ἀράχνη, ‘araña’), una tejedora muy hábil y hermosa, pero que tenía un defecto, pues alardeó de ser mejor que la propia diosa Atenea (Minerva), diosa de la sabiduría, de la guerra inteligente y de la artesanía. Así pues, en su inconsciencia retó a la diosa que aceptó. En un primer momento esta se le apareció disfrazada de anciana y le pidió moderación y respeto por la deidad. Pero Aracne, orgullosa e insolente, desoyó los consejos de la anciana y le respondió con insultos y amenazas. La diosa Atenea montó en cólera, se descubrió ante la atrevida jovencita y dio así comienzo a la competición.

Franco Molina
MONZON

En el tapiz de la diosa, mágicamente bordado, se veían los doce dioses principales del Olimpo en toda su grandeza y majestad, como su propia victoria sobre Poseidón, para hacerse con el control de la ciudad de Atenas, de la que será protectora. Además, para advertir a la muchacha, mostró unos episodios, donde ejemplificaba las terribles derrotas, tormentos y sufrimientos que padecían los humanos que desafiaban a los dioses (Tántalo, Sísifo, Ixión o el titán Prometeo).

Por su parte, Aracne representó los amoríos deshonrosos de los dioses, como el de Zeus y Europa, o el de Zeus y Dánae, entre otros muchos más, hasta un número de 22. La obra era perfecta, pero Palas Atenea, encolerizada por el insulto hecho a los dioses, tomó su lanzadera, rompe el telar y el maravilloso tapiz y le da un golpe a la joven. Ésta sin comprender, se siente totalmente humillada y deshonrada, por lo que enloquece y termina por ahorcarse.

Sin embargo, según el relato de Ovidio, la diosa se apiadó de la joven, roció la soga con acónito y la convirtió en una araña, para que de esa manera continuara tejiendo por toda la eternidad.

Como derivados de la raíz griega tenemos estas palabras: arácnidos, aracnoides (una de las tres meninges que tienen los anfibios, reptiles, aves y mamíferos, entre la duramadre y la piamadre, formada por un tejido claro y seroso parecido a las telas de araña), aracnología, aracnólogo / -a, aracnológico / -a, aracnofobia (miedo irracional a las arañas) o aracnofilia, por la fascinación que provocan sus curiosas y sorprendentes facultades, como podemos ver en las películas Spiderman («El hombre araña»), o en Lavalantula (2015) de Mike Mendez, o en algunos videojuegos modernos, donde vemos que son enemigos que no solo andan por tierra, sino también por paredes y techos, y pueden atacar por sorpresa, haciendo daño con sus patas afiladas, su boca, atrapando con hilos, soltando arañitas más pequeñas o directamente escupiendo veneno.

 

Gobierno de Aragón
gobierno de aragón
GOB ARAGON surge
dph
DPH

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here