fiesta

Dos años hemos estado conteniéndonos las ganas de fiesta y este verano vamos a darle rienda suelta a este frenesí social. Las jotas, las discomóviles, las charangas y los hits de los 80 – 90 sonarán en las plazas mayores de nuestros pueblos. Si el ‘Resistiré’ del Dúo Dinámico y los aplausos a las 20.00 desde los balcones fueron la banda sonora de nuestra vida diaria en 2020, en 2022, dejada atrás la pandemia, aunque conviviendo con el coronavirus (toda precaución es poca), la música de las verbenas o las jotas de ronda serán la banda sonora de la normalidad.

Y es que las fiestas de los pueblos constituyen este año la principal noticia. No podríamos hablar de normalidad sin poder bailar un pasodoble apretado, sin berrear temas de la Movida abrazado a nuestros colegas o sin participar en los actos que cada comisión de fiestas ha convocado ya sin restricciones.

dph

Hay ganas y se nota en las imágenes que publicamos de las primeras fiestas del verano en el Somontano: Berbegal o Estada. En agosto llegará un rosario de festejos y en septiembre, entre otras las de Barbastro. Antes veremos el Festival Vino Somontano, fiesta social por antonomasia en nuestra comarca desde que empezamos el siglo XXI.

Sin duda, son el mejor termómetro de una sociedad que quiera recuperar los dos años perdidos y quiere beberse la vida a sorbos de buen Somontano. 

Y si de fiestas hablamos, un claro protagonista en nuestra comarca es la Sociedad Mercantil y Artesana (SMA), que celebra sus 75 años. La SMA fue el motor sociocultural, deportivo y festivo de la posguerra en adelante. No sólo fueron en las últimas décadas del siglo XX los artífices de traer a las mejores bandas del momento y ofrecer unas piscinas e instalaciones deportivas a falta de infraestructuras municipales. La SMA es heredera de la tradición de los casinos que se remonta al siglo XIX y su círculo recreativo cumplió la función de aglutinador social en una sociedad que caminaba hacia la democracia. 

La SMA comenzó en la calle Joaquín Costa un 9 de agosto de 1947 en las instalaciones del antiguo bar y local de baile La Dalia. Allí citamos a uno de sus socios fundadores, Pablo Abadías (casualmente ese local social sería su negocio, Ferretería Abadías), con el presidente actual, Alejandro Peligero, para ilustrar este número de agosto. Pasado y presente se dan la mano y sólo nos queda desear a la SMA un longevo futuro. Su éxito, será el éxito de la sociedad. A disfrutar del aniversario y de las fiestas.

 

SUSCRIPCION

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here