pinchazos
Minerva Muñoz, miembro Colectivo Feminista del Somontano y policía local

Los pinchazos, una nueva agresión sexual hacia las jóvenes, se han convertido en invitados no deseados de las fiestas multitudinarias como los San Lorenzo en Huesca.

En las fiestas celebradas hasta la fecha en la comarca ni en el Festival del Vino del Somontano no se han producido denuncias, pero no por ello no hay que bajar la guardia, como alertan desde el Colectivo Feminista del Somontano que ven con preocupación la irrupción de esta nueva moda de sumisión femenina. “Acaba siendo una violación sobre tu propio cuerpo”, señala Minerva Muñoz, miembro de este colectivo y además policía local, quien aconseja a las víctimas sobre qué hacer si reciben un pinchazo:

“Inmediatamente antes de que se sientan mal, que lo pongan en conocimiento en la seguridad del local, a la policía o en el punto violeta. Que no se vayan a casa, mejor al centro de salud para hacer algún tipo de análisis ya que este tipo de sustancias desaparece a las horas. La sustancia inyectada ataca es depresor del sistema nervioso y enajena a la víctima e incluso llega a desmayarse. Sobre todo, no dejar solo a la víctima. Eso sería lo ideal, aunque confiamos que aquí este tipo de cosas no hayan llegado. Aun así, estamos alerta porque no sabemos cuándo puede pasar, y lo más importante es saber cómo hay que actuar”.

pinchazos
Minerva Muñoz, miembro Colectivo Feminista del Somontano y policía local

El Ayuntamiento instalará en colaboración con el Instituto Aragonés de la Mujer un punto violeta en la confluencia de la plaza Diputación con el puente de San Francisco, dada la proximidad de la zona de conciertos con barras de las peñas. 

Desde el Colectivo Feminista del Somontano desean que “hombres y mujeres disfruten de las fiestas a tope, pero sobre todo las mujeres. Es muy cansino tener que decir a nuestras hijas que al salir de casa tengan cuidado y que no vengan muy tarde, es algo que sólo se dice a las chicas.

Nosotras no deberíamos tener cuidado. Y hay que decirles a los chicos que hay cosas que no se pueden hacer, que el no es no, y que si hay consentimiento pues fenomenal. Pero ni el pinchazo es consentimiento ni tampoco meter una sustancia que se disuelve en la bebida. Si uno quiere sexo gratis se lo tendrá que trabajar por la forma tradicional, ligando, pero no invadiendo los cuerpos de las mujeres”.

SUSCRIPCION

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here