Polígono Valle del Cinca de Barbastro
Polígono Valle del Cinca de Barbastro

Un aspecto diferenciador del polígono Valle del Cinca de Barbastro respecto a otros polígonos industriales, lo ha marcado el talante proactivo de sus empresarios.

Desde la constitución de la Asociación del Polígono Valle del Cinca en el año 1977 han sido muchas las personas que han impregnado un carácter especial, que se manifiesta en una visión empresarial que va más allá de la propia empresa; que concibe el colectivo de empresas y trabajadores como agente dinamizador.

TORNO DE BUERA VERANO 2020

Asociación del Polígono Valle del Cinca

La Asociación del Polígono Valle del Cinca es de las primeras asociaciones empresariales constituidas en Aragón, y las empresas asociadas alcanzan el 90 %; un indicador significativo de esa percepción del valor añadido que aporta la comunidad.

Centro Empresarial Valle del Cinca

El Centro Empresarial Valle del Cinca surgió fruto de esta visión empresarial que concibe la unión de esfuerzos como oportunidad. Han sido muchos los emprendedores que han comenzado su proyecto empresarial en él.

Ecosistema industrial

Los polígonos industriales son ecosistemas de la economía productiva, donde las empresas y trabajadores interactúan en un hábitat más o menos favorable. En ellos coexisten otros actores que determinan la vida de dicho ecosistema y por tanto afectan en mayor a menor grado a la actividad de las empresas: las telecomunicaciones, las infraestructuras de transporte, la prestación de servicios médicos, gestión de residuos, etc., y de manera especial, las instituciones responsables de la dotación y gestión de los servicios públicos.

Otro aspecto muy importante es la diligencia de las instituciones competentes en la tramitación de los expedientes administrativos que ha de gestionar la empresa, tanto para el inicio de la actividad como en procesos de ampliación u otro tipo de cambios. Fundamental es también la planificación desde lo público para la dotación de suelo industrial, ya que actualmente es inexistente, y la promoción del mismo una vez esté disponible.

El Polígono Valle del Cinca goza de buena salud si atendemos a la actividad de sus empresas, pero merece una mayor atención por parte de la administraciones en el mantenimiento de los servicios públicos, en la limpieza y buen estado de las calles y zonas verdes y en la diligencia en la tramitación de licencias de todo tipo de las empresas. Las instituciones son un actor fundamental para el equilibrio del ecosistema industrial. El esfuerzo de unos puede diluirse por la acción o inacción de otros.

DPH

1 Comentario

  1. El artículo no deja de ser una conversación de ascensor. No obstante hay alguna cosa aprovechable. Una de ellas es la fotografía que lo acompaña, conviene no perderla de vista. La otra es poder extraer la falta de planificación, compleja pero posible. Así no hay duda que las más de 20 hectáreas, que lo que conocemos como Brilen, ha dedicado a poner placas solares obedece al coste de oportunidad. No debería cuestionarse que ese amplio espacio ha debido de ser usado para generar energía por ser ello más rentable que poner naves manufactureras o instalaciones similares, no de producción pasiva. Un coste de oportunidad posiblemente animado por ayudas públicas, por otro lado absolutamente legítimas como legítimo es buscar la mayor rentabilidad, además de deseable. Ahora debemos de mirar la fotografía donde es de observar que aterrazando terrenos mucho más baldíos, concentrando la huella ecológica en el mismo lugar industrial, sin desperdigarla, como por desgracia frecuentemente ocurre con instalaciones industriales en terreno rústico, situando las placas en prácticamente la misma dirección a donde miran las instaladas, se hubiera sido mucho más eficiente porque en mi opinión se hubiera preservado un terreno con más potencial que la mera instalación de placas. Creo que falta mucha planificación.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here