Ficha técnica:

Título original: The men who stare at goats.
Dirección: Grant Heslov.
Países: USA y Reino Unido.
Año: 2009.
Duración: 95 min.
Género: Comedia.
Interpretación: George Clooney (Lynn Cassady), Jeff Bridges (Bill Django), Ewan McGregor (Bob Wilton), Kevin Spacey (Larry Hooper), Robert Patrick (Todd Nixon), Stephen Root (Gus Lacey), Stephen Lang (general Hopgood), Rebecca Mader (Deborah Wilton), Nick Offerman (Scotty Mercer), Tim Griffin (Tim Kootz).
Guión: Peter Straughan; basado en el libro de Jon Ronson.
Producción: George Clooney, Grant Heslov y Paul Lister.
Música: Rolfe Kent.
Fotografía: Robert Elswit.
Montaje: Tatiana S. Riegel.
Diseño de producción: Sharon Seymour.
Vestuario: Louise Frogley.
Distribuidora: Sony Pictures Releasing de España.
Estreno en USA: 6 noviembre 2009. Estreno en España: 5 marzo 2010. No recomendada para menores de 7 años.

Sinopsis:

Bob Wilton es un reportero que decide involucrarse en un conflicto bélico con el objetivo principal de olvidar su fallido matrimonio. Sus expectativas se ven superadas al encontrarse con un agente especial de las fuerzas armadas estadounidenses, Lyn Cassady, que le revela la existencia de un programa militar secreto que terminará con el concepto de guerra tal como lo conocemos actualmente. Se trata de un grupo de militares que, gracias a sus poderes psíquicos, pueden leer los pensamientos del enemigo, atravesar paredes e incluso matar a una cabra simplemente mirándola fijamente. Cautivado por las historias exageradas que le cuenta Cassady, decide seguirle, aventurándose en una experiencia que jamás olvidará.

Crítica por Fer Broto:

Esta semana nos tocaba una comedia, se trataba del debut en la dirección del actor y también productor Grant Heslov, con la película Los hombres que miraban fijamente a las cabras, para ello se rodea de un grupo de actores fiables -tal vez el menos fiable sea Ewan McGregor- y acepta digir una comedia disparatada, que por momentos desorienta al espectador sembrando la duda deLa semana pasada llegaba al cine Cortés de Barbastro este film protagonizado por Clooney. la cordura del conductor de la historia, Lyn Cassady, el personaje que interpreta George Clooney. El realizador consigue contar la historia con la suficiente distancia huyendo en todo momento del gag facilón y repetitivo e intercalando el trascurrir de la historia entre momento cómico y momento cómico, atrayendo lo suficiente la atención para ver cómo va a terminar, por supuesto que la platea debe hacer concesiones ante una historia tan disparatada, que sin embargo puede estar más cercana a la realidad de lo que podríamos pensar. El guion se basa en un libro homónimo -adaptado libremente, por supuesto- de Jon Ronson, basado en una investigación que realizo John Sergeant acerca de las aplicaciones militares de soldados con habilidades paranormales, y en la que incluso hubo una muerte misteriosa, el “suicidio” de Frank Olson un químico que trabajaba en estas unidades, y que el Estado tuvo que indemnizar a la familia de Olson, tras haber reconocido que le habían suministrado si su permiso cantidades masivas de LSD.

Los actores realizan una actuación cuando menos correcta, en algunos están mejor que eso, Gorge Clooney, el cual en mi opinión tiene una innegable vis cómica, y sobre todo el gran Jeff Bridges, al que por fin se le reconocen los meritos de una larga y solida carrera.

Ya no me queda demasiado por comentar, tal vez, la fotografía, me parece que acierta con la elección del negativo y ayuda sensiblemente a los objetivos de la película y también un cartel, que me parece un acierto, y por supuesto felicitar al director por utilizar tan solo una hora y media de metraje.

Así que sí que se la recomiendo, es una películas sin pretensiones que hay que verla de la misma manera. A mí me resultó divertida y sinceramente pasé un buen rato lejos de esos sudores que me producen esas “comedias” románticas tan de moda.

TIENDAS ONLINE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here