Adecco

El Servicio de Urología del Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa cuenta desde este verano con un nuevo litotriptor para el tratamiento de la litiasis urinaria (piedras en el riñón o cálculos renales) en pacientes de toda la Comunidad Autónoma.

El nuevo aparato supone una mejora sustancial en la aplicación de esta técnica, ya que mejora tanto la visualización del problema como la fiabilidad de la onda que se aplica durante el tratamiento.

La consejera de Sanidad, Sira Repollés, ha visitado hoy el espacio donde se ubica el nuevo aparato de litotricia extracorpórea.

Franco Molina
MONZON

El importe de adjudicación fue 664.290 euros, incluyendo la retirada del equipo actual, las obras de adecuación del espacio y el nuevo equipamiento.

El objetivo de la litotricia es fragmentar los cálculos o piedras para que el paciente pueda expulsarlos del cuerpo a través de la orina.

Es un proceso no invasivo que se realiza de forma ambulatoria y sin necesidad de anestesia, salvo en el caso de pacientes pediátricos, contando la sala de tratamiento con los medios necesarios para realizar los mencionados procedimientos bajo anestesia general en los pacientes indicados.

Gracias a un generador electromagnético, el litotriptor emite ondas acústicas en forma de cono, en cuyo vértice se posiciona la piedra para que se produzca la fragmentación.

Gracias al sistema de visualización Dual ecográfico y radioscópico, los cálculos se ven con más claridad y en tiempo real, lo que permite apreciar cualquier cambio de posición que pueda sufrir, permitiendo readaptar el punto focal de manera inmediata. Con este sistema es mayor el número de pacientes que se pueden beneficiar de esta técnica.

Tratamiento más eficaz

Además, con el nuevo aparato la energía se modula mejor, siendo más eficaz el tratamiento, ya que estas ondas están más controladas. Otras ventajas del nuevo sistema son que la mesa de monitorización es independiente, confiriéndole mayor versatilidad.

Además, el generador de ondas es isocéntrico en su movimiento permitiendo el ingreso de las ondas por el área anatómica menos molesta para el paciente; el sistema de visualización permite ver los órganos adyacentes que no deben verse afectados; y que el profesional puede estar todo el tiempo al lado del paciente, cuando el control se realiza de manera ecográfica pura.

En suma, es un sistema más eficaz, más seguro y del que se puede beneficiar mayor número de pacientes.

En Aragón, el Servicio de Urología del Hospital Clínico es referente para toda la Comunidad en esta técnica y, además, es centro de formación de focalización ecográfica a nivel nacional y europeo.

Unos mil pacientes pasan cada año por esta técnica, indicada para casos en los que la masa litiásica es inferior a dos centímetros.

Aproximadamente en el 80% de los casos se obtiene una resolución total del problema con esta técnica, porcentaje superior al de la media

DPH

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here