Hospital de Barbastro.
Entrada al área de Oncología en el Hospital de Barbastro.

La situación vivida en los últimos días en el área de Oncología han puesto de nuevo al Hospital de Barbastro en el foco de la polémica. Desgraciadamente uno de los iconos de nuestra comarca, elemento fijador de población y principal industria de Barbastro se ve salpicado por el endémico problema de falta de profesionales en las especialidades. 

La falta de doctores en Oncología, ya resuelta por la ejecución de la Oferta Pública de Empleo (OPE) lanzada por el departamento de Salud, se extiende a otras especialidades, como Otorrino, que se encuentra bajo mínimos.

Hay que valorar la mejora en lo que llevamos de siglo, pasando de 109 facultativos en 2008 a 163 en la actualidad. Además las plazas de especialistas están cubiertas al 97%, como informaban recientemente desde el Gobierno de Aragón.

Y hay inversiones a las puertas para potenciar Oncología. Es cierto, sí, pero también que la diferencia con la plantilla de San Jorge de Huesca es el doble, pese a atender a las mismas tarjetas sanitarias.

Sin desmerecer el trabajo de la Administración, hay que seguir reivindicando una equiparación más justa para evitar que haya altoaragoneses de primera y de segunda, pese a tener en esta zona oriental el mayor PIB de la provincia. 

Ante la ausencia de presión política, en un asunto que siempre ha sido de debate público, la ciudadanía ha dado un paso adelante y los pacientes de oncología han creado una plataforma para exigir “un mejor servicio”. Cabe preguntarse ¿dónde está la mesa por la defensa de la calidad asistencial? surgida hace unos mandatos en Barbastro.

No nos vayamos a olvidar del nuevo centro de salud. Las obras comenzarán previsiblemente en enero y contarán con una inversión de 8,4 millones de euros para multiplicar por 3,6 su superficie, tirando por delante un edificio histórico. Mucho espacio y pocos médicos. 

Las soluciones son complicadas y la falta de médicos evidente. Pero también que estos, cuando terminan sus estudios, eluden venir al medio rural o a hospitales periféricos. Y como recordaban desde el Colegio de Médicos de Huesca “para ir a la sanidad privada, sí que hay médicos”.

Habrá que buscar soluciones como potenciar el Campus de Huesca, rebajar la elevada nota de corte, y sobre todo primar a los médicos que quieran venir al medio rural, sólo así podremos decir que de verdad nos creemos la lucha contra la despoblación.

SUSCRIPCION

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here