Oriol Junqueras.
Oriol Junqueras. Wikipedia.
Adecco

Oriol Junqueras, en el cierre de la campaña electoral autonómica de 2015, dio un mitin en Sabadell que oí por la radio atravesando el puerto de Tivissa. En resumen dijo este hombre: Que el gobierno catalán se había ofrecido al de Madrid para cogerlo de la mano y conducirlo por la senda correcta;  que el gobierno de España no se dejaba guiar, lo que les condenaba a la independencia. Y que eso le había producido  una gran decepción: «¡Quina decepció…!, ¡Quina decepció…!», gritaba Junqueras con voz tronante.

Siete años después Oriol va a ser uno de los  privilegiados  con las próximas reformas del Código Penal.  Todo parece indicar que Madrid, esta vez, se deja guiar de la mano.

Franco Molina
MONZON

Privilegio proviene de las palabras  latinas privum y lex, para referirse a una ley privada que beneficia a un particular. Charles de Gaulle, quien fuera presidente de la república francesa, condenó la «feudalidad de los partidos», como cita Julio Valdeón en su libro Sobre el feudalismo. Treinta años después. Y el filósofo Ignacio Izuzquiza, en su libro Aragón como problema, mantiene que muchas de las causas que condenan al atraso e ineficiencia a Aragón  es el rescoldo feudal que todavía anida en sectores públicos de la sociedad aragonesa. (Cualquiera que indague un poco en el amenazante desastre paisajístico sobre los bellísimos Montes Universales verá atisbos caciquiles y privilegios evidentes).

Un manoseo legal  tan descarado en pro de los privilegios individuales creo que nunca se ha producido en los últimos tiempos. Con Franco el ministro de Comercio García Moncó, y dos ex ministros más, fueron condenados por el Tribunal Supremo;  Franco los indultó pero no cambiaron la ley  para hacer un traje a la medida de los condenados…

Los privilegios fueron la esencia del feudalismo, y recibieron su puntilla con la revolución francesa,  de 1789. Algunos de ellos nos resultan  inconcebibles  como el derecho de pernada, o  derecho del señor feudal a dormir donde la noche le cogiera en sus desplazamientos; o el derecho de prima nocte o derecho a desvirgar a la doncella en la primera noche de su matrimonio. Hay autores que mantienen que ambos eran lo mismo, pero una joven compañera de trabajo tristemente fallecida,  culta y educada  (y archivera municipal) me enseñó sus diferencias.  Fernando el Católico abolió en 1486 el derecho de la prima nocte, pero  hay muchas dudas sobre si consistió en lo que  he definido. (¿Existió realmente el derecho de pernada? (nationalgeographic.com.es)  .

La extinción de los derechos feudales fue lenta y paulatina y quedaron, desperdigados,  algunos  restos en la raíz de las costumbres. Severino Pallaruelo, en su libro Bardaxí, cuenta que el señor de Conques era víctima del progresivo desafecto  de sus súbditos, año tras año, que dificultaba la cobranza del diezmo de las cosechas, las gallinas, etc. (Un diezmo era la décima parte de la renta obtenida por el vasallo).  Y José Antonio Cubero en su libro La aventura hidroeléctrica del Valle del Ésera, cuenta el caso de un turista por aquellos parajes, a finales del siglo XIX que, al cruzar el pequeño puente sobre un riachuelo, se topó  con un  pastor que le exigió el pontazgo, osea la  tasa feudal por cruzar un puente. ( El pontazgo es exigido para cruzar el Golden Gate de San Francisco).

Para el historiador Claudio Sánchez Albornoz el feudalismo no existió en España, salvo en Cataluña, pues en  el resto solo hubo «señorío», distinto y menos axfisiante. Tengo para mí que aquella presencia exclusiva del feudalismo en Cataluña, durante varios siglos,  ha dejado una impronta en  sus costumbres y modo de ver las cosas. Es posible que cuando Pujol  insistía tanto en el «hecho diferencial  catalán» su subconsciente estuviera añorando un reflejo medieval y trasnochado que los otros territorios de España no conocieron con aquella intensidad.

En un programa de First dates  un joven extremeño de Coria ligaba con una rubia platino  cordobesa, de Lucena,  a quien propinaba estas lindezas cautivadoras:

–  «Los extremeños, en el amor, somos muy calientes… muy, muy calientes».

–  «Yo, como buen extremeño, haciendo el amor empujo muy fuerte… muy, muy fuerte».

Este Estado de las autonomías  atufa que:

  1. a) Los extremeños son muy ardientes en el amor y fuertes de pelvis en la folganza.
  2. b) Los catalanes conservan una impronta feudal que quieren imponer al resto de españoles.

Para confirmar lo primero basta indagar en  la biografía de Diego García de Paredes,  «El Sansón extremeño», con una placa en la plaza de Trujillo; lo segundo lo reconoció en sus memorias  Francesc Gambó, fundador de la Lliga Regionalista:

«los catalanes hemos sido siempre muy hábiles manejando los aranceles y defendiendo nuestros intereses. A veces, hasta las defensas que hemos impulsado han sido     exageradas y, por tanto, perjudiciales e injustas».

El «hábil» manejo de los aranceles condenó a nuestros abuelos y bisabuelos a comprar sábanas, manteles, pañuelos, trapos y servilletas fabricadas en Cataluña mucho más caras que las fabricadas en  Manchester. Y menos mal  a Azaña que impidió  la iniciativa  de Marcelino Domingo para favorecer a los productores de corcho de Gerona;  Marcelino Domingo, ministro republicano de Agricultura, de Tarragona,  pretendió obligar a todas las administraciones públicas (central, autonómica y local) a usar corcho en las paredes y suelos de edificios de nueva construcción.

Actualmente  con la denominación de Cava ocurre algo parecido, y los productores catalanes pretenden  ostentar  un  privilegio sobre los extremeños y valencianos ( La guerra del cava: una sentencia del Supremo aviva la polémica | El Imparcial ).

De modo que con la reforma del Código Penal (cuyo texto proviene de la gran reforma del PSOE, siendo Belloch ministro de Justicia)  asoma un  feudalismo legislativo de nuevo cuño, que acude en socorro de los intereses particulares de un puñado de personas; aunque sea situándonos en un horizonte moral que recuerda en algo a las previas a 1789, cuya revolución  y guillotina tanto admiran  a Pablo Iglesias.

Por otra parte son  falsas las afirmaciones de  Pedro Sánchez de que nuestro ordenamiento jurídico se homologará con  Europa: la presidenta de la asociación de Fiscales ha aclarado ese extremo (Presidenta de la Asociación de Fiscales, sobre la malversación: “El tipo penal actual está bien estructurado» – Herrera en COPE – COPE ).

Pi y Margall,  de Barcelona, que presidió la I República dijo aquello de «Al amigo el favor y al enemigo la ley», una afirmación genuinamente  feudal, y que usó el ex juez Elpidio Silva en el parlamento catalán para insultar a España.

La  deberíamos actualizarla por esta otra:  «Al amigo la ley a su medida y al enemigo… ya veremos».

gobierno de aragón

3 Comentarios

  1. En honor a la verdad: los ministros Faustino García Moncó, Juan José Espinosa San Martín y Mariano Navarro Rubio fueron juzgados por el Tribunal Supremo por negligencia, pero antes de que pudiera haber sentencia y sin que lo hubieran solicitado, Franco les concedió el indulto. Todo un ejemplo de la corrupción sistemática de la dictadura.
    Si fueron exonerados, ¿de qué condenados habla usted? ¿y qué traje a medida hay que hacerle a un indultado? Ya me lo explicará.
    Nos ponemos a blanquear el franquismo y mezclamos las autonomías, la televisión basura y la denominación del cava, cuando el decreto 536/2019 legisla sobre las futuras autorizaciones de superficie destinada a ese cultivo y nunca a su denominación.
    Y aquí seguimos, mezclando churras con merinas.

  2. Franco era un dictador e indutó a estos señores quizá por pena, Sánchez ha indultado a delincuentes para su propio beneficio , y está intentando controlar todo el poder institucional, véase Indra, el CIS, las subvenciones a medios de comunicación afines, reparto de dádivas y cheques de 400 euros, o el intento de controlar la justícia, etc..en la acaparación de poder ,Sánchez comienza a parecerse mucho a Franco, a mi entender los dos han sido un cáncer para este pais, con la diferencia de que con Franco España fue a mejor, y con Sánchez solo crece la deuda y la pobeza.
    En lo del Cava el Supremo anuló la decisión de congelar las nuevas plantaciones, que eran otra bajada de pantalones de Sánchez al separatismo.
    Todos tenemos un precio, pero no tan barato como para mal vender España por un plato de lentejas, perdón, por su plato de lentejas.

    • Poco antes del indulto a esos tres ministros de la dictadura Vilá Reyes(propietario de MATESA) había amenazado por carta a Carrero Blanco con desvelar una lista de miembros del Gobierno que habían evadido divisas en el extranjero. Yo diría que de ahí, y no de pena, venía el indulto del golpista a esos tres: Franco tuvo miedo y antes de que se liara más gorda los soltó. Pena, pena, hombre, pues no parece.
      El incremento del PIB español desde 1936 a 1956 fue del 0% y no fue hasta 1955 cuando se logró superar el PIB per cápita de 1929. Indudablemente España fue a mejor, será porque lo dice usted.
      Y el decreto 536/2019, que creo que usted no ha entendido, incumple la regulación comunitaria y viola las competencias autonómicas, pero no dice absolutamente nada de la denominación cava.
      Las demás opiniones, en ese misma línea: la Paca Culona era fantástica y si la derecha no gobierna España nos vamos a la ruina. Lo de siempre, carcunda strictu sensu.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here