ruta ferroviaria Barbastro Monzón

Diciembre de 2022 se recordará como la fecha en que las máquinas del Ministerio de Agricultura comenzaron a trabajar sobre el terreno, para materializar la Vía Verde Barbastro-Monzón, de acuerdo con un proyecto de la Fundación de los Ferrocarriles Españoles.
Con un presupuesto de 1.500.000 euros, se están adecuando 23 kilómetros de camino natural, incluido el trazado de la antigua vía ferroviaria de Barbastro, inaugurada en 1880 y en servicio hasta 1984.

Un día llegó Atila y la hierba no creció

Un buen día de 1965 llegó Atila. Así llamaban a aquella locomotora diésel con distribución eléctrica, pintada de verde, que había arrastrado el tren herbicida por España y que vino a recalar a Barbastro. Malas lenguas decían que era un regalo de la General Motors a Franco Desde luego fue un prototipo único, nunca repetido, pero aquella “1401” en argot ferroviario, por su poco peso por ejes se adaptaba bien a la vía de Barbastro. Fue la última gran locomotora en Barbastro. Tras Atila, llegaron los ingenieros de la Zona 5º.
“Los ferrocarriles pre-pirenaicos se han vuelto deficitarios”, sentenciaron. A saber: Lérida-Pobla de Segur, Huesca-Canfranc y Barbastro-Selgua. ¿Adivinan ustedes cuál de ellos fue clausurado?
Por eso, esta Vía Verde, para Barbastro es algo más que un simple camino. La vía permitirá revivir el recuerdo de aquel ferrocarril que sirvió con fidelidad a una amplia comarca. No se trataba sólo de las comunicaciones diarias de viajeros con Zaragoza o Barcelona, sino aquellos miles de trenes de hidrocarburos, cementos, carbón, madera, ganado, cereales, vino, abonos, coloniales, equipos pesados industriales y militares, arrastrados por las viejas locomotoras “Creusot Mercancías”, con sus ruedas de radio pequeño, pero con dos distribuidores “stephenson” bien puestos para recorrer los 19 kilómetros del trayecto.
Un ferrocarril que fue imprescindible para que la ciudad y sus comarcas se sintieran vivas. Las nuevas generaciones van a tener ocasión de revivir su historia, a través de la impronta que su trazado dejó en nuestro paisaje

El Camino de Cataluña

Desde tiempo inmemorial y hasta 1860, la ruta de Cataluña, era el Camino de la Barca, que cruzaba el Cinca junto a la Boquera. Trazar el tren por allí, suponía construir un puente de cantería sobre el Cinca de “dieciocho ojos”. Los ingenieros del ferrocarril optaron por la solución del Valle de La Almunieta, y para alcanzarla desviando los meandros del Vero, clavando grandes vigas con “La Maza de Fraga” hasta llegar al viejo Túnel, uno de los primeros de España en curva, que ahora será convenientemente restaurado e iluminado.
Junto al Polígono Industrial, en la Almunieta aparecían los viejos carriles de acero en los que se leía “Bochum 1880”, comprados a Alemania en sustitución de los viejos railes nacionales, de chapa deformada.
A través del Polígono, La vía verde recuperará el trazado de esta gran curva, de 300 metros de radio (el mínimo permitido) para salvar los 55 metros de desnivel en ascenso. Las rampas en subida de 20 milésimas, tenían su truco para los maquinistas. Seguro que los pechos de ciclistas y senderistas “cantaran” como lo hacían en su argot, los viejos fogoneros.

Fuego limpio y avivado, la cuesta de La Almunieta
hay que subirla con garbo. Eyector alimentado,
del manómetro la aguja, la docena va marcando”

Por tierras de los Hospitalarios de San Juan

Culminada la Almunieta, junto a los restos de la Ermita de San Juan de la Almunia aparecerá el Pirineo en todo su esplendor. Un puente peatonal de madera, de 41 metros, superará la actual trinchera de la N-240. Al cruzar este puente, bajo nuestros pies, reposa una histórica encrucijada donde se superponen como hojas de un libro, de abajo a arriba, los restos de la vieja cabañera, de la trinchera del tranvía de caballos (1862), el desmonte del ferrocarril (1880), la primitiva carretera de Monzón (1850) y la curva de la Nacional de los años 1960.
Pocos restos quedan de las primitivas casillas de peones de circulación, que bordeaban la vía, con sus pozos, sus huertos, sus gallinas. Pero ahora, la vía verde se acercará hasta las puertas de la impresionante bodega Sommos, atravesando sus viñedos. Y unos kilómetros mas allá, tras la bajada de “Los Vedados”, llegará al antiguo apeadero de Castejón del Puente, como punto de descanso y referencia para los marchadores.
El trayecto Barbastro-Selgua lo recorría el tren en 28 minutos. Los últimos
diez minutos los empleaba la “vaporosa” para galopar entre Castejón y Selgua, superando los 60 kilómetros/hora. Los senderistas al hacer este trayecto, se sorprenderán cuando la ruta verde se interrumpe, convirtiéndose en una vía de tren, modernizada y electrificada. Son los primeros kilómetros de la vieja vía de Barbastro, que apuntan al Somontano, lugar al que nunca llegarán. Es el acceso a la Estación Intermodal, de mercancías (TIM) desde donde entran y salen los trenes que sirven al Polígono Industrial Valle del Cinca.

Desde el Cinca, hasta Monzón

El nuevo trazado de la vía verde bajara, al Rio Cinca cerca de la Cañada Real, superando el río por una magnífica pasarela adosada al puente de la Carretera Nacional y tras recorrer los parques urbanos y el paseo del Sosa llegara a la Estación de Monzón.
En Monzón, sus andenes ya no huelen a carbonilla, ni la sirena de la locomotora del “Shanghái” nos despertara de madrugada, pero el tráfico de viajeros hasta las capitales próximas está asegurado por los “Regional Expres”.
En resumen, una hermosa y evocadora Vía Verde que nace en la desaparecida estación de Barbastro para terminar en los andenes de la estación de Monzón, donde el ferrocarril sigue vivo después de 161 años de servicio.

 

Tren Almunieta
Tren Almunieta

SUSCRIPCION

4 Comentarios

  1. Joaquín, es un verdadero placer leerte cuando escribes sobre el antiguo tren de Barbastro-Selgua.
    Tú mejor que nadie sabes la tremenda historia de aquel viejo tren que trajo tanta prosperidad a Barbastro y al territorio como el cemento para construir la presa del Grado o las turbinas de las antiguas centrales del valle del Ésera. Realzas la construcción de esta Vía Verde porque así se hace honor y memoria para aquel empujón importante al final del siglo XIX. Aún así, tenemos todos muy claro lo que decía la reciente notificación del ministerio: -Si algún día se plantea la reposición del ferrocarril en este trayecto, dicha reposición tendrá toda la prioridad.
    Mientras tanto las jóvenes generaciones atravesarán ese túnel en curva de la Paúl bien caminando bien en bicicleta y comprenderán que antes que autopistas digitales o autopistas de asfalto en el Somontano hubo una vía rápida de hierro de gran capacidad que trajo el progreso a media provincia durante más de un siglo.

  2. Para Barbastro un retraso económico de prosperidad , pues el costo del transporte de las matrias primas se estima por tonelada es el 10% respecto al transporte por carretera ,sino es significativo para la fuerte competitividad de los mercados sobre todo el las materias pesadas.

  3. Que recuerdos, Joaquin. Mis padres y yo utilizamo los servicios de «la Burreta» en varias ocasiones, años 50. Gracias

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here