El pasado sábado tuvo lugar el partido correspondiente a la cuarta jornada de la liga Primera Nacional Catalana, entre el Quebrantahuesos Rugby Club y el filial del Barcelona Universitari Club (BUC).

El equipo altoaragonés necesitaba la victoria para consolidarse en la media tabla de la clasificación y así aumentar las opciones de su presencia en los playoffs.

La convocatoria si no completa era amplia, con lo cual el equipo tenía suficientes reemplazos para poder disputar un partido a máxima intensidad, que es lo que venía pidiendo el entrenador.

No obstante, y como viene siendo habitual, el equipo hizo honor a la época del año y entró frio y sin ritmo… a pesar de ello, los visitantes cedieron la iniciativa al Quebranta y fruto de ello fue el primer ensayo del partido (min 14) después de un buen trabajo de melé.

No obstante, la falta de intensidad y la indisciplina en las fases de encuentro achantó al QRC y empujó a un BUC que no había propuesto apenas nada hasta entonces; así pues, con un par de cornadas (min 18 y 23) le dio la vuelta al marcador.

El Quebranta seguía sin carburar, llegaban posibilidades, pero no se capitalizaban en puntos. Una buena jugada individual de Arnau culminada por Ángel devolvió al QRC al partido, pero quedaba mucho que mejorar.

Cuando el balón llegaba a las bandas, los locales generaban mucho peligro, pero la mayor parte del partido se desenvolvió en fases estáticas y como mucho primer o segundo receptor.

Llegó el descanso y los cambios añadieron potencia en la melé, que llevó a un nuevo ensayo quebranta, a la postre definitivo (min 47, 19-14). No obstante, en vez de matar el partido como podría haber hecho, la falta de disciplina una vez más dio alas al equipo visitante.

Esa presión no la gestionaron nada bien los naranjas (tarjetas amarillas en minutos 38 y 58 a Edgar “groc” Serres y a Diego), lo cual llevó a un ataque total los últimos 20 minutos sobre el “ingoal” quebranta. Como Pedro con Jesucristo, hasta tres veces lo locales negaron el ensayo visitante, en un ejercicio de defensa nunca antes visto en los Sotos.

Esos minutos, junto con el resultado del partido es lo poco positivo que se puede sacar de un encuentro que bien gestionado y trabajado desde lo colectivo se habría resuelto a favor de los locales mucho antes.

En resumen, sufrimiento es uno de los adjetivos que definen no solo este equipo sino al club en su totalidad.

Son ya diez años de trabajo desde lo colectivo, en el cual se han ido quemando etapas a una velocidad y con una creatividad digna de admiración, hasta el punto de poner el nombre del club en boca de toda España a través de proyectos como el “Fat Rugby”, así como sentar las bases de lo que ha de ser un tercer tiempo en condiciones, donde no solo se le ofrece al adversario un plato caliente y toda la bebida que necesite sino que se le acompaña y se le da conversación hasta que el equipo visitante decide marchar.

Todas las actividades e ideas a desarrollar necesitan de cerebro, corazón y pulmones, uno sin los otros no llega a buen puerto. Como en cualquier club de rugby rural, la dispersión hace mella para conseguir una masa crítica de gente comprometida con el éxito y la supervivencia del club, pero lo que está claro es que sin esfuerzo colectivo no hay posibilidad no ya de éxito sino de supervivencia.

Como en cualquier proyecto hay “ups and downs” y seguramente esos cuatro locos que se juntaron hace diez años nunca pensaron que llegarían a donde está el club actualmente, pero como diría el gran Bosco de las montañas, el gran desafío no está en llegar a la cima, sino en mantenerse caliente allá arriba.

En estos útimos diez años ha pasado un número ingente de gente comprometida con el proyecto y que debería reflexionar si es el momento para volver a aportar ese granito de arena que hace de este un club único.

XV inicial: Dieguito, Diegote, Tarazona, Fraguel, Satan, Jarne, Febas, Angel, Buda, Heko, Palpatin, Pelocho, Arnau, Javi, Gabi. También jugaron Mochu Dueso, Rodrigo, Palomitas, y Joel.

Gracias a nuestros patrocinadores, que permiten que este club siga adelante: Huesca la Magia, Saco Verde Monzón, Defeder fertilizantes ecológicos, Cosehisa, Skoda Automóviles Cabrero, Casa Rural Aínsa Rivera, Avantmédic, Biopalacinplanet, Cespira, Supermercados AltoAragón, Green Entrenamiento Barbastro, Fitcloud y Monzón Cuna de Deportistas.

Y la colaboración de: Ayuntamientos de Monzón, Huesca, Aínsa y Jaca; Comarcas del Cinca Medio, Hoya de Huesca, Sobrarbe y Jacetania; Diputación de Huesca, y las Federaciones de Rugby de Aragón y Cataluña.

Crónica QRC 19 – 14 BUC-B de la cuarta jornada de la liga Primera Nacional Catalana

SUSCRIPCION

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here