Daniel Gracia y Sonia Lasierra.

Nota de prensa

El presupuesto es una herramienta fundamental para ver las líneas y el proyecto de ciudad que quiere llevar adelante el equipo de Gobierno. Gasto corriente, inversiones, subvenciones con otras administraciones, etc. Todo ello queda reflejado en unas cuentas que son la guía para las acciones a llevar en nuestra ciudad. Ello, además, da seguridad a las empresas que trabajan para el ayuntamiento en distintas contratas y por consiguiente consolidan los puestos de trabajo que dependen de la institución.

Aunque el alcalde se comprometió en un medio de comunicación hace unas semanas a que el presupuesto se iba a presentar antes de final de enero, no va a ser así, y al Grupo Socialista nos preocupa la falta de capacidad de gestión económica del actual equipo de gobierno. En palabras del candidato a la alcaldía, Daniel Gracia, “en otros municipios de nuestro entorno ya los han aprobado, como en Monzón, Binéfar, Fraga, Huesca o Sabiñánigo, mientras que nosotros no entendemos la inacción y que no se prioricen los presupuestos”.

El equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Barbastro parece desconocer la importancia de la aprobación del presupuesto para 2023, de hecho, desde la dimisión del anterior concejal de Hacienda cuestionado por su propio equipo de gobierno, el perfil económico ha desaparecido en el equipo PP-Ciudadanos. Gracia ha apuntado que “todos teníamos la sensación de que se fue poco apoyado por su equipo de Gobierno, pero la nueva concejala no ha aportado ni demostrado más capacidad sino todo lo contrario”.

Tal y como establece la ley, cuando comienza un nuevo año si no se ha aprobado el presupuesto municipal, se prorroga de el del año anterior. Esta prórroga lleva consigo un importante trabajo por parte del personal municipal, trabajo que luego cuando más tarde, cuando se presenta y aprueba el presupuesto, tiene que volver a realizarse duplicando trámites que hacen perder eficiencia en la gestión.

Desde hace tres años vivimos una situación excepcional, ya que se suspendieron las reglas fiscales, y por tanto todos los condicionantes para poder disponer con libertad de los recursos municipales, suprimiendo las limitaciones que suponían el cumplimiento de los objetivos de estabilidad y regla de gasto, que condicionaban durante años al ayuntamiento.

La concejal del PSOE, Sonia Lasierra, lo ha definido como “un momento inmejorable para que llevar a cabo multitud de inversiones, pero lamentablemente han dejado perder esa oportunidad”. Esta situación institucional ha inflado los remanentes del ayuntamiento que pronto superarán los 18 millones de euros, ahora congelados ante la falta de capacidad de gestión para aprobar los presupuestos. “Barbastro no se lo merece”, cerraba Lasierra.

Desde el Grupo Municipal Socialista, y durante todos estos años, hemos mostrado nuestra voluntad de hacer aportaciones a los presupuestos, planteando distintas partidas, acciones y obras consideradas esenciales para mejorar la ciudad, la actividad económica y la calidad de vida de los barbastrenses.  Por eso, Gracia ha reiterado en nombre del partido su ofrecimiento para “facilitar en la medida de lo posible la aprobación de los presupuestos porque creemos que es mejor tener uno malo que no tener ninguno” y ha urgido al equipo de gobierno a trabajar en ellos.

SUSCRIPCION

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here