El municipio de Abizanda, con sus respectivos núcleos de Abizanda, Escanilla, Lamata, Ligüerre de Cinca y Mesón de Ligüerre, afronta 2023 con la firme determinación de seguir avanzando para llenar de vida estos pueblos, atender a sus vecinos y prosperar en proyectos tanto para el presente como para el futuro.

Bajo esta convicción, desde el ayuntamiento, se va a seguir dotando de infraestructuras necesarias para el desarrollo urbanístico que permita asentar población. De la misma manera, cubriendo las necesidades para hacer más fácil y agradable vivir en este o entorno, así como creando oportunidades.

En Escanilla, está en fase avanzada la creación de una cooperativa de viviendas en cesión de uso. Con este fin, el ayuntamiento está terminando de urbanizar terrenos que cederá para la construcción de estas viviendas, que permitirá el acceso a éstas sin especulación, paliando así esta carencia de alojamiento permanente y permitiendo que las personas puedan emprender de forma estable su proyecto de vida aquí.

Lamata
Lamata

En Lamata, también se están acondicionando terrenos para viviendas de primera residencia, dotándolos de equipamientos para que, de esta manera, resulten atractivos a nuevos pobladores, vecinos y visitantes.

Asimismo, se está finalizando la creación de un aparcamiento en Abizanda, equipamiento imprescindible para el normal desarrollo de actividades culturales y turísticas que se vienen realizando, como son las programadas en La Casa de los Titiriteros de Binéfar, la Feria Artesana Birabolas con fecha de 1 de abril o eventos deportivos y acogida de visitantes a estas convocatorias y nuestro patrimonio natural, monumental y humano.

Esta infraestructura también permite una expansión urbanística en este núcleo, teniendo en cuenta la complicada orografía, facilitando oportunidades en suelo municipal y privado.

En el pueblo rehabilitado de Ligüerre de Cinca, se impulsa su actividad principal con el proyecto de recuperación del núcleo para usos turísticos, sociales y agropecuarios.

Ligüerre escribe un capítulo especial. Según la gerencia del proyecto, turísticamente, alberga una amplia oferta de alojamientos que junto con una cuidada gastronomía y oferta de ocio hacen de él un enclave y destino singular oferta.

En los últimos años se ha convertido en un referente del turismo de eventos destacando las bodas y celebraciones: disponer de todo un pueblo para cualquier encuentro hace que resulte siempre único y singular.

Escanilla
Escanilla

Por otro lado, socialmente, el proyecto genera empleo y consolida población en el municipio, ya que vecinos de Escanilla, Lamata y Abizanda trabajan en el proyecto, dando vida en esos pueblos.

La demanda de empleo hace que nuevos pobladores se integren en la zona y conformen la plantilla media de unos veinte trabajadores.

Junto a todo ello, la iniciativa agrícola contempla recuperar aquello de lo que vivían los antiguos habitantes: el cultivo de la tierra.

Se han puesto en valor 90 hectáreas de cultivo tradicional, 200 de monte y ocho de viñedo. Elaboramos nuestro propio vino, siendo la de Ligüerre la única bodega del Sobrarbe. Esta era una tierra de vino inmediata al Somontano y queremos recuperar esa identidad.

Finalmente, en Ligüerre y el municipio de Abizanda, se encuentra en fase de estudio y con muchas posibilidades de llevarse a cabo, el plan de creación del Regadío Social, una fuerte apuesta de varios ayuntamientos implicados y de la gente del territorio. Sin duda, garantizaría las expectativas de los agricultores y ganaderos, posibilitando la implantación de nuevos cultivos rentables y, en suma, una economía circular (producción, transformación y comercialización), en un contexto sostenible.

SUSCRIPCION
Sal de Ronda
GOB ARAGON surge

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here