software usado

Cuando se trata de adquirir Microsoft Office u otros programas de software esenciales, las empresas tienen que tomar una decisión: la compra de aplicaciones ofimáticas es posible tanto nueva como usada. Para muchos, la compra de software de segunda mano resulta muy atractiva hoy en día, después de todo, los precios de éstos son considerablemente más bajos que los de una versión nueva. Por tanto, existe un gran potencial de ahorro en este ámbito.

Sin embargo, muchas empresas rehúyen la compra de software de segunda mano porque no están suficientemente informadas sobre la situación legal en este contexto. Básicamente, el software de segunda mano se caracteriza por ventajas e inconvenientes muy concretos, sobre todo cuando se trata de licencias para Office.

En el siguiente artículo se explican los criterios a los que hay que prestar especial atención a la hora de comprar software de segunda mano.

Compra legal de software de segunda mano

La situación legal de la compra de software usado no está clara para algunas empresas. Sin embargo, ya existen sentencias claras del Tribunal Federal de Justicia y del Tribunal de Justicia de las Comunidades Europeas en este contexto.

La sentencia del TJCE, por ejemplo, llegó a la conclusión de que la reventa de programas de software con licencias de uso ilimitado está legalmente permitida. Además, el BGH dictaminó que una venta de software es incluso legal si se adquirió en forma de licencia por volumen.

Por consiguiente, las preocupaciones legales de las empresas son infundadas, siempre que adquieran el software de segunda mano exclusivamente a través de revendedores acreditados.

Condiciones generales para la reventa de software

No obstante, los revendedores deben tener en cuenta ciertas condiciones generales si su oferta incluye software de segunda mano. Por ejemplo, si el número de derechos de uso aumenta en el curso de la venta, el comercio no está permitido por la ley.

En general, sólo es legal vender el número de licencias que también se adquirió en origen. Por lo tanto, el comerciante debe asegurarse de que el usuario original ya no pueda acceder al software en su ordenador. Esto incluye también la eliminación de cualquier copia de seguridad existente.

Aunque también es posible vender copias de seguridad, debe obtenerse el permiso explícito del fabricante o del titular de los derechos de autor.

Compre software usado sólo a un revendedor de confianza

Si las empresas deciden comprar software de segunda mano, por ejemplo Office 2021, es muy importante que elijan un distribuidor de confianza. En este contexto, no se debe confiar en los mercados de gangas turbios ni en plataformas como eBay.

Aunque sea posible ahorrar mucho con la compra de aplicaciones de software usadas, la máxima prioridad debería ser siempre una concesión de licencias conforme a la ley y al fabricante. Sin embargo, si esto se garantiza, incluso las auditorías de Adobe, Microsoft u otros fabricantes de la empresa pueden afrontarse con una actitud relajada.

En este contexto, hay una serie de criterios que pueden utilizarse para identificar a un revendedor reputado. Estos incluyen, entre otras cosas, la capacidad de proporcionar un asesoramiento completo y competente sobre la concesión de licencias ideal. Además, el revendedor entrega la factura y el albarán de entrega, así como la clave de licencia por volumen y el soporte de datos de instalación.

Es imprescindible que el distribuidor garantice que la cadena de suministro indicada es correcta. Además, los fabricantes reputados también facilitan al comprador todos los documentos para la transferencia de los derechos correspondientes.

Sal de Ronda
GOB ARAGON surge
SUSCRIPCION
gobierno de aragón

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here