monzón 2

La Diputación de Huesca continúa con su labor de fomento de la truficultura en la provincia altoaragonesa a través de nuevas ayudas destinadas a la instalación de nuevas plantaciones y a la mejora de las ya existentes. El Boletín Oficial de la Provincia publica hoy jueves las bases de esta convocatoria a la que la Institución provincial destina medio millón de euros.

Desde hoy y hasta el próximo 14 de agosto todos los interesados en optar a esta subvención pueden presentar sus solicitudes en la Diputación Provincial de Huesca. Las bases de la convocatoria así como los requisitos para poder solicitarla aparecen explicados en la web www.dphuesca.es dentro del área de Iniciativas Locales.

varios

La convocatoria contempla dos tipos de ayudas, una destinada al establecimiento de nuevas plantaciones de trufa negra y otra dirigida a sufragar los gastos derivados de la realización de inversiones en las plantaciones ya existentes, como la instalación de cercados y de sistemas de riego en las parcelas. La Institución provincial subvencionará hasta un 80% de los gastos justificados, destinando hasta 36.000 euros a los solicitantes.

Las plantaciones truferas surgen recientemente debido al descenso de la trufa natural. Al ser la provincia oscense uno de los territorios españoles con mayor peso en el cultivo de este hongo, la Diputación apuesta por el fomento del mismo dentro de cada comarca debido a que la demanda potencial existente es muy importante.

Desde 2002 la Corporación provincial ha realizado un importante esfuerzo para fomentar el cultivo de la trufa. Año a año ha ido incrementando la partida económica destinada a estas ayudas y ha aumentado también el número de peticiones que concurren a la convocatoria de subvenciones. Actualmente, en la provincia de Huesca existen más de 800 hectáreas de cultivo, y se sigue apostando fuerte por este tipo de plantaciones.

Además, la Diputación realiza una labor de asesoramiento con los productores del Alto Aragón con el objetivo de realizar el máximo aprovechamiento de las condiciones climáticas y del terreno. Este seguimiento incide, de manera especial, en la preparación del campo para la plantación de la especie y en la fase de asentamiento del que depende el éxito del cultivo.

Mujer Rural

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here