Mujer Rural

Cuando se va a cumplir el primer mes de primavera, las perspectivas para los productores de cereal no acaban de cuajar, puesto que por ejemplo los precios de la cebada siguen sin recuperarse, lo que contrasta con las buenas previsiones que hay de cosecha. El presidente de ASAJA Huesca, Fernando Luna, señala que «necesitamos que se recupere el precio de la cebada; hay 50 mil toneladas de cebada a 120 euros y unas 80.000 toneladas de maíz, pero no hay existencias de trigo (datos contrastados con Cehusa)». Para esta campaña todo apunta a que hay aproximadamente la misma superficie de cebada sembrada que el año pasado, si bien se espera una mejora de los rendimientos, para pasar de unas 800 mil Tn en el año 2009, este año 2010 se espera que será 900 mil tn por una mejor cosecha en secano.

Una de las variables que está trastocando los movimientos mundiales es la recuperación del dólar frente al euro, y la fortaleza del precio de la soja (a 300 euros la tonelada); Fernando Luna señala que «Las ofertas de cereal de Europa (Francia) han desaparecido y han bajado las existencias de cebada y maíz en nuestra provincia al haber entrado en formulación por el elevado precio de la soja y al no existir cebada en puerto, una de las soluciones por las que ASAJA siempre ha apostado para que se consumiera cereal nacional. La oferta de trigo de la UE (de Francia por ejemplo) van a países árabes por el bajo precio del euro en detrimento de los países del Mar Negro que operan en dólares».

FRANCO MOLINA CENTRAL

La superficie sembrada de cebada es igual a la del año anterior; sin embargo hay un aumento de la siembra de trigo en regadío en detrimento del maíz de primera cosecha. La situación actual es de absoluta incertidumbre en cuanto a siembras de segunda cosecha de maíz, ya que los productores de la provincia altoaragonesa están expectantes en función de cómo evolucionen los precios (actualmente a 153 euros/tonelada) y de cómo vaya en fechas la recolección de cebada. «Este año no habrá problemas por el agua, pues las necesidades hídricas están perfectamente cubiertas para la campaña con el agua acumulada en nuestros embalses, pero los precios son la verdadera losa que lastra nuestra rentabilidad», señala Luna.

SUSCRIPCION

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here