PATROCINIO BODEGA

Una tesis doctoral, realizada en la Escuela Politécnica Superior, y leída en ese centro del Campus de Huesca el pasado día 1 de julio, abre la posibilidad de determinar sobre el terreno el grado de azúcar de la uva, mediante la utilización de equipos portátiles de espectroscopia. Esa información se usa en las explotaciones vitivinícolas para controlar la calidad de la fruta y decidir el momento de su recolección. Ramón Blanco Orús, ingeniero agrónomo formado en el centro oscense, es el autor de la investigación que ha permitido desarrollar esta aplicación. Los trabajos, que se han venido realizando desde 2006 en viñedos de la localidad altoaragonesa de Ayerbe, han sido dirigidos por Javier García Ramos, de la Universidad de Zaragoza, Belén Diezma, de la Universidad Politécnica de Madrid, y Silvia Arazuri, de la Universidad Pública de Navarra.

La aplicación desarrollada permite, frente a las técnicas actuales que implican la realización de zumos y su análisis posterior, ampliar y diversificar la recogida de datos, trabajando sobre más frutos en menos tiempo, y directamente en la parcela. También evita destruir la uva analizada, lo que posibilita controlar su evolución repitiendo las estimaciones sobre las mismas bayas. Para ello se utilizan equipos portátiles de espectroscopia, que estudian, mediante técnicas ópticas, la radiación electromagnética que absorbe o refleja la uva (se trata de radiación electromagnética de rango infrarrojo cercano, una radiación inocua). Con ello estiman la sacarosa disuelta (medida en grados brix) que contiene el fruto. El equipo almacena los datos recogidos que pueden ser posteriormente tratados y utilizados en otros análisis.

SUSCRIPCION

Esta técnica, señala el codirector de la tesis y profesor del campus oscense Javier García Ramos, permitirá en el futuro analizar otros parámetros que se estudian en bodega, y que son importantes para la calidad del producto, como son el contenido en polifenoles o antocianinos.

La tesis, titulada “Aplicabilidad de equipos portátiles NIR para la estimación en parcela de azúcares en uva”, ha merecido, la máxima calificación, sobresaliente cum laude, por acuerdo unánime del tribunal, formado por investigadores de distintas universidades. Se trata de la primera tesis doctoral leída por un titulado en Ingeniería Agrónoma, enseñanza implantada en la Universidad de Zaragoza en el curso 2001-02, en el centro oscense.

dph

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here