Guillermo Uguet

Cosehisa encontró mil y una formas de llegar hasta el aro contrario aunque sufrió con el peligroso perímetro catalán. La mayor eficiencia derivada de jugar más cerca del aro que Arenys y su poderío bajo aros le dio ventajas cómodas que en un bajón de concentración en el último cuarto (0-10 de parcial) metieron a Arenys en partido (77-71). Cosehisa reaccionó a tiempo y gestionó perfectamente los últimos cinco minutos para sumar su cuarta victoria que le vale la cuarta plaza.

Cosehisa y Arenys dieron un gran espectáculo

No defraudó Arenys, un equipo rejuvenecido y con diez hombres capaces de jugar a buen nivel aunque con pólvora marcadamente de perímetro. Cosehisa salió lanzado (9-0) pero se abonó a su régimen de gasoil habitual en el comienzo de partidos (9-7). Los amarillos exhibían una muy buena circulación de balón que llevaba a anotar desde todas sus líneas y Arenys no perdía la estela amparado en su movilidad exterior. Pero Fradera caía lesionado y, junto a la baja de Jordi Via, todo el mundo se percató de que iba a ser un lastre imposible ante Villacampa y Rangel que desde el principio habían dado claros signos de que las zonas iban a ser para ellos. Pau López dirigía la orquesta, Sutina veía el aro como una piscina y Rangel y Villacampa sumaban el 50% de los puntos hasta el descanso, apareciendo Ruiz con sus penetraciones como nuevo factor en el segundo cuarto. Los “pequeños” Anyol Sala, Aritz Tomas y Sergio Guardia, como era de esperar, firmaban la mitad de la anotación de Arenys.

Cosehisa se complica un final plácido

El juego interior decantó la diferencia con claridad para los de Serna en el tercer cuarto. Cosehisa mantenía la mitad de anotación cerca del aro complementado con un gran acierto exterior (tres dianas en cuatro intentos, para 2 triples de Sutina y 1 de Pau López) y un sólido rebote (80% de capturas en aro propio y el 50% en ofensivo) mientras Arenys perdía fuelle interior y se quedó reducido a la serie de media y larga distancia de sus lanzadores, cada vez menos fiables por el cansancio al que le sometió el acoso defensivo de Cosehisa. Con 18 arriba parecía sobrar el último cuarto, pero Cosehisa se relaja y extravía oportunidades fáciles de anotar mientras permite a Arenys sumar dos triples. El 0-10 pone un 77-71 a falta de cinco minutos. Vuelve la tensión a Los Olímpicos, al parquet y a la grada. Cosehisa alarga posesiones, sigue reboteando la mitad de sus errores de lanzamiento y elimina los errores dejando sin argumentos la remontada de un Arenys que si bien responde bien se ve obligado a intentarlo llevando a los amarillos a la línea. Pau López, Ruiz y Sutina anotan 9 de sus 10 intentos y suena el chocolatero. La semana próxima Cosehisa visita al colista Vilaseca (0-6) en una clara oportunidad de seguir en la parte alta. Pero cada partido es una historia diferente y deberán viajar con la máxima concentración tras una semana en la que tendrán la tarea extra de integrar a su nuevo jugador norteamericano Chris Sampson(2,01 y 104 Kg) que llega el miércoles a Monzón.

TIENDAS ONLINE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here