monzón 2

Ficha Técnica

Dirección: Ron Howard.
País: USA.
Año: 2009.
Duración: 138 min.
Género: Drama, thriller.
Interpretación: Tom Hanks (Robert Langdon), Ewan McGregor (Camarlengo), Ayelet Zurer (Dra. Vittoria Vetra), Stellan Skarsgård (comandante Richter), Pierfrancesco Favino (inspector Ernesto Olivetti), Nikolaj Lie Kaas (asesino), Armin Mueller-Stahl (cardenal Strauss), Thure Lindhardt (Chartrand), David Pasquesi (Claudio Vincenzi), Cosimo Fusco (padre Simeón), Victor Alfieri (teniente Valenti).
Guión: David Koepp y Akiva Goldsman; basado en la novela de Dan Brown.
Producción: Brian Grazer, Ron Howard y John Calley.
Música: Hans Zimmer.
Fotografía: Salvatore Totino.
Montaje: Daniel P. Hanley y Mike Hill.
Diseño de producción: Allan Cameron.
Vestuario: Daniel Orlandi.
Estreno en USA: 15 Mayo 2009.
Estreno en España: 15 Mayo 2009.

varios

Sinopsis

Tom Hanks repite su papel como experto en simbología de Harvard, Robert Langdon, que una vez más descubre que antiguas fuerzas no se detendrán ante nada, ni tan siquiera el asesinato, para cumplir con sus objetivos. ¿Con qué situación tan estremecedora se ha de enfrentar el Vaticano para tener que pedir la ayuda de Robert Langdon, el hombre que descifró el código más controvertido de la historia? Cuando Langdon descubre evidencias del resurgimiento de una antigua hermandad secreta conocida como Illuminati – la organización clandestina más poderosa de la historia- descubre también el peligro mortal al que se enfrenta la organización más odiada por las sociedades secretas: la Iglesia Católica. Cuando Langdon comprende que el reloj de una imparable bomba de tiempo de los Illuminati, se ha puesto en marcha, vuela a Roma donde une fuerzas con Vittoria Vetra (Ayelet Zurer), una bella y enigmática científica italiana. Ambos se embarcan en una incansable búsqueda a través de criptas selladas, peligrosas catacumbas, catedrales desiertas e incluso el corazón de la tumba más secreta del planeta.

Crítica por Fer Broto

Esta semana la cartelera estrena, coincidiendo con el estreno nacional, Ángeles y Demonios, la esperada secuela de la novela de Dan Brown El Código Da vinci. Esta última propuesta está basada en el libro homónimo del escritor norteamericano pero escrito tres años antes de la novela que le lanzó a la fama. La dirección del proyecto -como ya ocurrió en el Código Da Vinci- recae en Ron Howard, realizador Norteamericano de larga carrera y acostumbrado a éxitos de taquilla como en Apollo XIII, Una Mente Maravillosa o la propia El código Da Vinci.El film se podrá ver en el Cine Cortés hasta el lunes 25 de mayo.

 

La película viene lastrada por un guión lleno de incongruencias que exige al espectador tener que abandonar cualquier mínimo intento de análisis de los hechos que van trascurriendo y que articulan la trama y el desarrollo de la misma. Parece ser que parte de culpa de este disparate es, en parte, del escritor norteamericano. Todo ello obliga al espectador a dejarse arrastrar por la intriga.

La dirección de Ron Howard, pese a todas estas limitaciones, llega a mantener la tensión y a desarrollar la historia con un ritmo narrativo constante y que va aumentado la tensión e intriga, aunque muchos de los pasos que toma la trama resulten bastante previsibles. Howard logra componer un thriller eficaz que entretiene al público durante las más de dos horas. Ahora, eso sí, sin ningún tipo de alarde técnico.

El guión, que firman David Koepp y Akiva Goldsman, es un auténtico disparate, una trama llena de inconsistencias y cogida por hilos, que desde el principio ya atisba con qué tipo de rigor van a ser tratados los acontecimientos. Porque podemos hasta imaginar que pudiera existir una bomba anti materia, que ya es mucho pedir, pero no se entiende muy bien porque llaman al celebre profesor Langdon para resolver el secuestro de cuatro cardenales -los prefereti, otra patada mas al mínimo rigor- un experto en simbología antigua que por otra parte no sabe latín. Todo sigue por ese camino. Porque se nos pide que nos traguemos que dos personas pueden robar una bomba secreta y secuestrar a cuatro cardenales e ir montando cada hora un número diferente con toda su parafernalia para ir dando muerte a los cardenales en diferentes sitios públicos o semipúblicos.

Estas son solo algunas de las perlas que van jalonado todo este proyecto. No podíamos olvidarnos del último giro final esos últimos 10 minutos que ya supone el sumun del despropósito, amen de que invalida buena parte de la trama que le precede.

Los actores están en consonancia con el film, son incapaces de trasmitir la más mínima de las emociones que moldearían mejor a los personajes, incluido el supe taquillero Tom Hanks y Ewan Mc Gregor cada vez más alejado de sus prometedores inicios.

Lo mejor de la película es sin duda el diseño de producción, que realiza un maravilloso trabajo para que la acción pueda pasearse por distintos lugares de Roma y del Vaticano, un gran esfuerzo en el que no podemos distinguir la copia de los lugares originales. A un buen nivel esta la música de Hans Zimmer, así como vestuario.

En resumen: una película que si van a verla sin ningún tipo de pretensión, y se resignan a no ejercer el mas mínimo ejercicio de análisis, les mantendrá entretenidos durante más de dos horas.

NAVIDAD GOB ARAGON mitad

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here