Los gigantes posaron en la Azucarera. JLP.La lluvia fue protagonista ayer de la última jornada festiva de Santa Bárbara y deslució el I encuentro de gigantes ‘Carlos Abadía’, organizado por la asociación cultural Peña El Carrasquizo en colaboración con el Patronato Municipal de Festejos, y que se saldó con la presencia de cuarenta gigantes y varias comparsas llegadas de diversos rincones de la geografía aragonesa y catalana.

La lluvia empañó el acto y varió el guión inicial ya que en lugar de celebrarse en la plaza Mayor, los organizadores optaron por trasladar a los gigantes hasta el polideportivo Joaquín Saludas donde protegidos de la lluvia continuaron con la “fiesta gigantesca”.

NAVIDAD GOB ARAGON mitad

Bailes tradicionales en el polideportivo Joaquín Saludas. JLP.La jornada comenzó a las 11 de la mañana con una plantada de gigantes en el parque de la Azucarera, donde los curiosos y sobre todo los niños pudieron acercarse a estas figuras del folclore festivo y sacarse fotografías.
Desde allí comenzó el desfile con paraguas y algunos plásticos protectores para evitar que los gigantes se deterioraran con la lluvia hasta el polideportivo Joaquín Saludas. Una vez allí, los gigantes danzaron al son de sus comparsas con sus bailes típicos y también tuvo lugar una sesión de bailes tradicionales a cargo de los grupos folclóricos L’ Orache, L’Amistanza y la rondalla de Esplús.

El encuentro reunió a gigantes y comparsas de Monzón, Almunia de Doña Godina, Barbastro, Graus, Ayerbe, Fraga, Híjar, Mas de las Matas, Sena, Salou, Valborgina, Vilaseca y Mallals. Entre los gigantes, Monzón como localidad anfitriona participó con los cuatro gigantes del Patronato de Festejos (Don Desfile bajo la lluvia. JLP.Quijote, Dulcinea y los reyes) y Guillem y Susana, los gigantes templarios de la peña El Carrasquizo. Junto a ellos, los gigantes de Barbastro (Ramón Berenguer IV, Doña Petronila y los Reyes Católicos), de los más antiguos de Aragón ya que datan del siglo XVIII; tres gigantes de Ayerbe, entre ellos el revoltoso Ramoné, representante del científico Ramón y Cajal; los reyes moros de Híjar, un monstruo marino y un arlequín de Salou; bandoleros de Fraga y hasta Homer Simpson.

Para Navarrete, la tradición de los gigantes “está dentro de todas las culturas de los cinco continentes. Aquí en Monzón y en Aragón estaban ligados a los tiempos de la cuaresma y tenían un sentido religioso pero ahora simbolizan la fiesta”.

Un gigante de Salou baila al son de la comparsa. JLP.Tras la fiesta y los bailes a ritmos de dulzainas y batucadas llegó la comida de hermandad ofrecida por gentileza de la empresa montisonense Ibereco.

A pesar de la lluvia, el presidente de la asociación cultural Peña El Carrasquizo, Javier Navarrete, realizaba un balance satisfactorio de este primer encuentro. “La gente nos ha apoyado y ha estado con nosotros, el único problema ha sido el agua, pero a pesar de ello estamos muy contentos porque todos con los que contábamos han respondido”, aseguraba el presidente de El Carrasquizo.

Asimismo anunciaba la intención de trabajar para que en mayo Monzón albergue el encuentro aragonés de gigantes, en el que participan 90 gigantes y mueve alrededor de un millar de participantes entre comparsas, acompañantes y visitantes.

dph

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here