ESTA HISTORIA VA CONTIGO

Paco Velázquez (Estada). En estas fiestas de Navidad recuerdo un viejo cuento que mi abuelo Miguel me contó y que me ha servido de mucho en el día a día.

Había una hormiga que, como siempre, iba con su carga a cuestas por el campo, cuando encuentra un obstáculo en su camino y que no era otro que un pequeño riachuelo que le hacía imposible llegar a su madriguera para dejar el grano de trigo, pues el invierno estaba cerca.

La hormiguita, sentada en la orilla, iba pensando la forma de cruzar el riachuelo, pero por muchas vueltas que le daba a su cabeza no encontraba solución a su problema.

Pasando la mirada por las aguas del riachuelo, de golpe y porrazo, vio cómo"Cuando se te presente un problema solo tienes que tener FE, INGENIO y VALOR, y tus problemas se resolverán". unas hojas de chopo bajaban río abajo y, saltando de alegría dijo: “¡Gracias, Señor! ¡Tengo la solución a mi problema!

Seguidamente, la hormiguita se puso a buscar hojas de árbol, no importaba el tamaño ni la forma, pues al ser tan chiquitita, en cualquiera de ellas tenía acomodo. Y así fue: encontró unas hojas de chopo, se subió en una de ellas junto con el grano de trigo y, deslizándose por las aguas calmas, llegó a la otra orilla, dando gracias al señor por haber cruzado el riachuelo sin mayores consecuencias.

Una vez terminado el relato, mi abuelo Miguel me dijo: “Paco, ¿te has dado cuenta de cómo la hormiguita solucionó su problema”. Y yo le contesté: “Abuelo, no entiendo lo que me quieres decir”. A lo que él me respondió: “Paco, es muy sencillo. En esta vida, cuando tienes un problema, solo tienes que tener FE, INGENIO y VALOR, y tus problemas se resolverán.

Hoy, transcurridos más de cincuenta años, doy gracias a mi abuelo Miguel por los sabios consejos que me dio y que yo os quiero traspasar a todos los lectores de esta pequeña historia.

¡Envíanos tus creaciones literarias a redaccion@rondasomontano.com !

TIENDAS ONLINE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here