monzón 2

Socios de La Unión. JLP.El cultivo del olivo tan tradicional en el Somontano está recuperando el vigor de antaño gracias a la puesta en servicio de almazaras en las poblaciones de la comarca, tras años de inactividad. El Somontano cuenta con diez almazaras, cinco de tipo empresarial, y el resto surgidas por iniciativas de los vecinos de poblaciones que quieren seguir manteniendo la obtención de aceite con el método tradicional. La próxima campaña entrará en funcionamiento la de Colungo.

La última almazara en entrar en funcionamiento fue La Unión de de Salas Altas en 2010, gracias a las ayudas de las instituciones y al empeño de un grupo de socios, que en la actualidad ascienden a 52 oleicultores.

varios

Aceite virgen extra de Salas Altas. JLP.Si bien Salas Altas es conocida fundamentalmente por su tradición vitivinícola, el olivar ha sido un cultivo presente en sus campos desde tiempos inmemoriales. 2011 es el segundo año en el que la almazara ‘La Unión’ saca su aceite a la venta, y ya comercializa virgen extra, tras conseguir la calificación de calidad en el panel de catas de Alcañiz.

En su primera cosecha se obtuvieron 24.550 litros de aceite que fueron vendidos en su totalidad el pasado año. En la presente campaña se han recogido 90.871 kilos de oliva, procedentes de unos 5.000 olivos de Salas Altas, que han deparado alrededor de 20.000 litros de aceite virgen extra.

La Unión en la pasada rematadura. JLP.El presidente de ‘La Unión’, Cosme Carpi, indica que el trabajo de varios años para poner en marcha la almazara ha merecido la pena. «Decidimos volverla a poner en marcha por las subvenciones que recibimos, eso fue primordial. Y también porque era un patrimonio del pueblo que debía de continuar. Estamos muy contentos por el resultado y más al ver el gran ambiente que se genera en fiestas como la rematadura».

Uno de los impulsores de la recuperación de la almazara La Unión y de la dignificación del cultivo del olivo fue el Grupo de Estudios de Salas Altas, quien además en 2010 recuperó la fiesta de la rematadura, que el domingo celebró con éxito su segunda edición. Su presidente, Miguel Ángel Lisa, indica que desde el Grupo de Estudio «queríamos aportar nuestro granito de arena a este cultivo en el Somontano que ha quedado como segundón, y creemos que tiene un potencial muy importante, lo tuvo y lo tendrá en la comarca».

José Manuel González de Viveros de Castillazuelo y Miguel Ángel Lisa. JLP.Asimismo, la comarca destaca por ser una zona de gran biodiversidad al contar con una veintena de variedades autóctonas de aceitunas, algunas de las cuales se exportan al extranjero desde la empresa Viveros del Somontano, en Castillazuelo.

NAVIDAD GOB ARAGON mitad

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here