Adecco

Javier Subías en el Báltico.Primero fue el caluroso desierto del Sáhara, con su participación en la Maratón de Sables en 2008. Al año siguiente fueron las gélidas tundras de Alaska en la Yukon Artic Ultra. Y en 2010 la hazaña de recorrer el helado mar Báltico. Ahora, Javier Subías afronta un nuevo reto, que en esta ocasión tendrá lugar en la húmeda selva amazónica.

El montañero y aventuero barbastrense ya está preparando lo que será su próxima aventura en solitario, con la participación en octubre de 2011 de la Jungle Marathon, por la selva del Amazonas de Brasil. Subías se intereso en este tipo de pruebas de autosuficiencia en la Maratón de Sables, «que para mí fue un descubrimiento. Cuando fui a Sables me dijeron que era la prueba más dura de autosuficiencia.
En el Marthón de Sables. Después me hablaron de la Yukon Artic y tras participar en ella conocí la de prueba del Amazonas en un clima ecuatorial, con una humedad bestial. Las definen como las tres pruebas más duras de autosuficiencia de todo el mundo. Lo que me cautiva de este tipo de pruebas es que no son competitivas sino que compites por conseguir tu objetivo personal y encuentras mucho compañerismo entre la gente. Lo bonito de estas pruebas es que desde el primero al último todos tienen el mismo mérito».

Franco Molina
MONZON

La prueba dará comienzo el 6 de octubre y consta de 222 kilómetros dividida en seis etapas, una de ellas de 90 kilómetros y con un clima medio de 38 grados y 90% de humedad. Subías tendrá que cargar con la comida, la hamaca para dormir y el material que necesitará para realizar todo el recorrido, aproximadamente 15 kilos. La organización se encarga de ofrecer agua a los participantes en diversos puntos de avituallamiento y también vigila la seguridad de los mismos y su salud.

La Jungle Marathón es una experiencia similar a las carreras de resistencia de Sables y Yukon Artic, donde no importa en qué posición acabas, sino que el mismo hecho de culminarlas es una victoria en sí. O al menos esto es lo que opina Javier Subías. «Sólo cambiará el marco porque tienes que depender de ti mismo. La humedad y la deshidratación será lo peor junto con el terreno, porque es más lento e irregular al ir por medio de la selva en el que te puedes encontrar de todo: barro, árboles, plantas, ríos que tienes que cruzar, … », señala.

Javier durante un entrenamiento. De momento Subías prefiere no estudiar cada etapa en profundidad: «Me gusta llegar y que me sorprenda, ir descubriendo. Mis compañeros en el Báltico, Arcadi y Kike ya participaron en 2008, y me la han recomendado porque dicen que es una prueba de mi estilo, más de aventura que de otra cosa».

En este sentido Subías afrontará esta prueba «con humildad, y pensando en el día a día. Cada día tiene que ser un triunfo y nunca pensar en el final de la carrera para tratar de disfrutar cada momento. Ya estoy deseando que me den el pistoletazo de salida para disfrutar de la selva y ver cosas que no he visto nunca, aunque también habrá que estar totalmente concentrado y muy atento a la deshidratación. Los dos primeros días serán de adaptación del cuerpo y de la mente y el tercer día es para disfrutar. Siempre digo que si pasas el tercer día acabas la prueba, a no ser que te lesiones como me ocurrió en la Yukon».

El año pasado participaron unas ochenta personas llegadas de todo el mundo.
Dilata experiencia

Javier Subías. JLP.Subías parte a esta nueva aventura con una gran experiencia tanto en su faceta como montañero y alpinista, y como corredor de fondo en maratones, pruebas de larga distancia y en condiciones extremas como las citadas. «Para cualquier prueba te vale toda experiencia previa que tengas. Todo lo que he ido haciendo ha sido fruto de lo hecho anteriormente. Uno siempre sabe pero se le olvida que sabe, y cuando estás en un momento determinado y necesitas un recurso, te das cuenta que la experiencia te lo da», afirma.

Inicialmente el barbastrense partirá en solitario a este reto deportivo aunque quizás participe como apoyo logístico el alcalde de Alquézar y responsable de una empresa de turismo de aventuras Santiago Santamaría, quien ya le acompañó en la travesía por el Báltico para informar de todo lo sucedido.

La experiencia amazónica culminará en un nuevo audiovisual que se presentará en Barbastro, al igual que ocurrió con el del mar Báltico, que despertó una gran expectación.

La expedición tendrá un coste de más de 5.000 euros y Subías espera contar con el apoyo de su club, Montañeros de Aragón Barbastro, y de su ciudad, a través del Patronato Municipal de Deportes y de la Diputación Provincial de Huesca, así como de establecimientos y casas comerciales.

Última aventura

El Jungle Marathon será la última prueba de autosuficiencia en condiciones extremas a la que concurrirá Javier Subías como anunció en su blog, afirmando que tras Sables y Yukon con el Amazonas se cerraba un triángulo. «En un principio, a no ser que descubra otra prueba que me motive, ya no participaré más. Con la Jungle habré hecho las tres que realmente me han motivado y yo nunca he querido ser coleccionista ni de montañas ni de carreras, siempre he ido a cumplir objetivos que realmente me han apasionado. Me llamaron estas tres carreras por ser las más duras del mundo y he ido a por ellas, pero no hago nada para la galería, si no porque me a mí me gusta», sentencia.

Gobierno de Aragón
gobierno de aragón
GOB ARAGON surge
dph
DPH

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here