ciudadanos

La directora general de Desarrollo Sostenible y Biodiversidad, Anabel Lasheras, ha presidido la reunión de la Mesa de trabajo del Buitre, una reunión a la que han asistido representantes de las principales asociaciones de ganaderos (Asaja, Uaga, Araga y UPA), de las asociaciones ecologistas Seo/Birdlife, Ansar y Fundación para la Conservación del Quebrantahuesos; Consejo de Protección de la Naturaleza y de los Departamentos de Medio Ambiente y Agricultura del Gobierno de Aragón.

En la sesión de hoy, Lasheras ha trasladado a todos los miembros de la mesa de trabajo la preocupación del Departamento de Medio Ambiente ante la indefensión que sufren algunos ganaderos ante los recientes ataques de buitres, y su compromiso de poner encima de la mesa soluciones ante estas situaciones. Entre otras, Lasheras ha propuesto a las asociaciones ganaderas la financiación por parte del Departamento de Medio Ambiente de la franquicia del seguro ganadero que cubre los ataques a ganado por fauna silvestre, lo que permitiría que los ganaderos podrán cobrar a partir del primer animal atacado, y la financiación de hasta el 75% de este seguro, que en la actualidad ya cuenta con la financiación de cerca del 45% por parte del Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino y del propio Departamento de Agricultura y Alimentación.

Además, en la reunión de hoy se han explicado las últimas actuaciones puestas en marcha desde el Departamento de Medio Ambiente dentro de la RACAN, la Red de Aves Necrófagas de Aragón, que recientemente inauguró el comedero número 44 en la localidad oscense de Aínsa, y que a lo largo de este año espera llegar al medio centenar de estos puntos de alimentación en toda la Comunidad.

Por otro lado, junto con los representantes del departamento de Agricultura se ha acordado estudiar las posibles zonas en las que se podrían aplicar las excepciones a la actual normativa europea para la gestión de restos animales no aptos para el consumo humano que actualmente se negocian en la Unión Europea, y que podrían permitir que los ganaderos volviesen a dejar restos de animales muertos para la alimentación de las aves necrófagas en determinados puntos y siempre bajo las pertinentes normas sanitarias.

SUSCRIPCION

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here