Casi 300 personas han utilizado el servicio de asesoramiento técnico a truficultores que la Diputación Provincial de Huesca puso en marcha el pasado verano. La mitad ha recibido atención personalizada en el propio Centro de Investigación y Experimentación en Truficultura de Graus y el resto lo ha hecho a través del teléfono. Hasta el próximo mes de mayo continúa disponible esta prestación, para la que hay que inscribirse bien en el portal de la Diputación www.dphuesca.es o bien a través del propio centro ribagorzano: en el teléfono 974 34 79 47 o en el correo electrónico centrodetruficultura@dphuesca.es.

Desde este servicio se solventan las dudas sobre el cultivo y la recolección de la trufa de los trabajadores de pymes, micropymes y por cuenta propia del Alto Aragón. Dado que es el único centro dedicado exclusivamente a la trufa en el territorio nacional, también recibe llamadas desde las provincias de Teruel y Zaragoza, así como de otras Comunidades como el País Vasco, Valencia o Cataluña.

gobierno de aragón

Algunos de los temas que se tratan están relacionados con la parte más técnica de la truficultura, como la realización de los trabajos selvícolas en truferas naturales, la aptitud del terreno, la preparación y el mantenimiento de la plantación, o la recolección y la conservación de este tubérculo.

«Preguntan un poco de todo, pero muchas de las cuestiones tienen que ver con el momento de plantar, de recoger, de regar o qué tipo de vallado hay que poner», cuenta Eva Gómez, responsable de este servicio de asesoramiento.
Otras consultas están relacionadas con las ayudas y las subvenciones a las que se puede acceder o con cualquier otro tema relacionado con la truficultura. Incluso, si es necesario, los técnicos se desplazan hasta la plantación para aconsejar según las características del terreno. Asimismo, próximamente está previsto que comience el asesoramiento técnico sobre la micorrización en el suelo y la diferenciación de hongos.

Con este servicio de asesoramiento, la Diputación de Huesca continúa con sus actividades de promoción de la trufa, como una forma de impulsar el desarrollo sostenible de la provincia de Huesca, dentro del proyecto Cul-Tuber. Se trata de un programa puesto en marcha por la Institución en colaboración con la Fundación Biodiversidad, dentro del programa Emplea Verde del Fondo Social Europeo, la Comarca de la Ribagorza y la Asociación de Recolectores y Cultivadores de Trufa de Aragón. En este marco, también se desarrolla un programa formativo por diferentes puntos de la geografía altoaragonesa, y se ha editado la ‘Guía para las buenas prácticas en truficultura’.

dph

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here