monzón 2

Ficha Técnica

Dirección: Michael Winterbottom.
Países: Reino Unido.
Año: 2008.
Duración: 94 min.
Género: Drama.
Interpretación: Colin Firth (Joe), Catherine Keener (Barbara), Hope Davis (Marianne), Willa Holland (Kelly), Perla Haney-Jardine (Mary).
Guión: Michael Winterbottom y Laurence Coriat.
Producción: Andrew Eaton.
Música: Melissa Parmenter.
Fotografía: Marcel Zyskind.
Montaje: Paul Monaghan y Michael Winterbottom.
Diseño de producción: Mark Digby.
Vestuario: Celia Yau.
Estreno en Reino Unido: 27 Marzo 2009.
Estreno en España: 8 Mayo 2009.Cartel del film.
 
Sinopsis

varios

La ciudad italiana de Génova brinda a Joe (Colin Firth) y a sus dos hijas la posibilidad de reiniciar sus vidas tras la muerte de la madre. Mientras Kelly (Willa Holland) ahonda en el misterioso nuevo mundo, Mary (Perla Haney-Jardine) se encuentra con el fantasma de su madre deambulando por las calles.

Crítica por Fer Broto

La semana pasada visitaba nuestra cartelera la última película de reputado director británico Michael Winterbottom, Génova.

Se trata de un drama que arranca con un accidente de tráfico que dejará huérfanas a dos niñas -que viajaban con su madre- y un marido viudo.

Tras esta puesta en escena asistimos a un paseo aéreo por la ciudad de Génova mientras van discurriendo los títulos de crédito.

La familia ha decidido alejarse de su entorno en Chicago para así, con cierta distancia, poder digerir mejor el trauma de una madre y una esposa fallecida.

El director decide mantener la cámara a cierta distancia y esto confiere a la película una frialdad que impide al espectador identificarse con los personajes. Esa podría ser una tara importante, y de hecho lo es, pero desde luego no es la única. El problema principal es básicamente culpa de Michael Winterbottom y Laurence Coriat, firmantes del guión, y es que pasado el accidente, en el resto de la cinta no sucede nada, solo un trocito de la vida de los personajes, y eso en sí no sería demasiado malo si nos enseñara más del interior de sus personajes. Pero aquí no hay clímax, no hay drama, no hay intrahistoria, no hay ternura, ni humor ni nada. La cinta entera parece una puesta en escena eterna, lenta y sin alma. No aprovecha los ligeros instantes de tensión para adentrarse un poco en el interior de los personajes que de esta manera resultan planos y cada minuto pierden interés.

Lo mejor de la película es, sin duda, la fotografía de Marcel Zyskind que ayuda al director a, como hace a menudo, convertir a la ciudad en un personaje más, desde luego el más interesante. Winterbottom nos adentra en las estrechas calles del centro genovés. Pero, claro, esto sólo no sirve para hacer una película, porque parece que va a suceder algo cuando las niñas caminan por callejuelas plagadas de prostitutas, chulos y gente de mal vivir. Pero nada, no sucede nada mientras vemos a las niñas deambular por las calles una y otra vez. Bueno, sí, nos permite apreciar desde unos contrapicados -en mi opinión un tanto repetitivos- la estrechez y singularidad del Génova antiguo.

¿Y los actores? Pues los actores hacen lo que pueden, -de la mayoría no sabemos si pueden más o no- sus personajes están huecos, su profundidad psicológica es nula y lo que sabemos de ellos es nada. La única que me llamó la atención fue la joven actriz Perla Haney-Jardine, que da vida a la hija pequeña, sin duda el personaje más difícil de todos. Del resto podemos decir poco. Es una lástima que el director se alejara tanto de todos ellos, porque ni siquiera se atreve a aprovechar la idea del sentimiento de culpa de la pequeña y las visiones que tiene de su madre fallecida.

En resumen: una película que si tuviera que calificarla con una palabra diría aburrida. Es un drama pero no es un drama, parece que quiere ser tierna pero no lo es, no es sensible ni sensiblera… en fin, les recomendaría que eligieran -solo por esta semana ya que es verano – cualquier otra actividad para su tiempo de ocio.

SUSCRIPCION

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here