Varios

El abogado Jorge Español, como portavoz de los alcaldes de los municipios oscenses de Berbegal, Miguel Ángel Puyuelo, Peralta de Alcofea, Obdulia Gracia, y Villanueva de Sijena, Alfonso Salillas, ha felicitado al Nuncio de Su Santidad Benedicto XVI en España, monseñor Enzo Frattini, por anunciar que antes de un año los bienes religiosos de la parroquias aragonesas en el Museo de Lérida regresarán a Aragón.

Así lo ha manifestado en un comunicado, después de que la presidenta de Aragón, Luisa Fernanda Rudi, haya confirmado este miércoles, tras reunirse con el Nuncio, que éste le ha trasladado el «criterio clarísimo» de la Iglesia de que los bienes pertenecen a las parroquias aragonesas y haya puesto como plazo para su devolución un periodo de nueve meses a un año.

DPH

Jorge Español ha expuesto que «teníamos fundadas esperanzas» en que el Nuncio apostólico «iba a dar una solución definitiva a este asunto y esa solución ha llegado» y «no es otra que el estricto cumplimiento de las sentencias vaticanas por parte del Obispo de Lérida en el plazo de aproximadamente un año».

El portavoz de los tres alcaldes ha recordado que el juez de Barbastro, cuando resolvió el exequátur, «muy acertadamente, ya dijo que se trataba de un problema interno de indisciplina eclesiástica y el Nuncio también ha entendido lo mismo».

«Lo único que hay que lamentar es que los distintos obispos de Lérida, desde monseñor Ramón Malla hasta Piris, hayan estado más al lado de aventura que de la verdad, levantando inútiles pasiones en su propia parroquia, que chocaban con lo decidido por las más altas instancias de la Iglesia, que finalmente se han quedado en la nada o en el ridículo más espantoso».

Jorge Español ha agregado que los propios consejeros de Cultura de la Generalitat de Cataluña, Caterina Mieras y Ferran Mascarell, «ya dijeron que la colección y la ley de patrimonio cultural catalán no servían para nada si el obispo de Lérida quería devolver los bienes, y esto no se tiene que perder de vista».

Por todo esto, «felicitamos» al Nuncio «por su brillante trabajo» y «nos gustaría que este escandaloso asunto no se vuelva a repetir nunca más en el seno de la Iglesia española, que debe ser siempre fiel al Papa y sus tribunales». «Dentro de un año, las obras estarán en Barbastro y en Huesca felizmente y para siempre», ha concluido.

Los bienes de Berbegal, Peralta y Villanueva en el Museo de Lérida son el frontal del Salvador de Berbegal; la tabla de San Pedro, la tabla de San Pablo y la portada del Tormillo, de Peralta; y 136 piezas del Monasterio de Sijena, en el caso de Villanueva.

A estos bienes hay que sumar las 112 piezas de las parroquias de la Diócesis de Barbastro-Monzón, en el Aragón oriental, que están actualmente en depósito en el mismo Museo de Lérida.

SUSCRIPCION

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here