La Diputación Provincial de Huesca ha aprobado hoy la convocatoria de dos líneas de subvenciones, una dirigida a fomentar la actividad económica y la otra para el cultivo de la trufa negra en todo el territorio altoaragonés. Así lo ha dictaminado la Comisión de Innovación Local y Tecnología, en la que su presidente, Luis Gutiérrez, ha resaltado que “hemos anticipado todos los trámites para facilitar la ejecución de los proyectos que se subvencionarán”. Las solicitudes para ambas convocatorias se podrán presentar en los 30 días siguientes a la publicación en el Boletín Oficial de Provincia prevista para las próximas semanas “lo que nos va a permitir que en el próximo mes de enero ya estén resueltas, se conozcan qué actuaciones se van a realizar, y todas estas inversiones se generen a lo largo 2012”, ha señalado Gutiérrez.

Comisión de la DPH.Gracias al programa de fomento de la actividad económica, se pondrán poner en marcha nuevas actividades y servicios en los municipios, que permitan fundamentalmente el aprovechamiento de los recursos locales y en cuya concepción y posterior gestión participen los ayuntamientos. Sólo el año pasado, la Diputación de Huesca concedió ayudas para la financiación de actuaciones en 14 municipios de la provincia, entre los que se encontraban albergues juveniles, centros de interpretación, un complejo de restauración, un centro de productos artesanos o una fábrica de aceite.

gobierno aragon contenidos

La Diputación subvencionará en un 85% los proyectos, hasta un importe máximo de 60.00 euros, que tendrán que realizarse en una única fase. Tendrán especial consideración aquellos que aporten innovación en el territorio en el que se implanten, generen empleo, fomenten la participación de la iniciativa privada, favorezcan la igualdad de oportunidades o estén relacionados con las nuevas tecnologías.

Ayudas a la truficultura

Las bases que regirán las ayudas al cultivo de la trufa para 2012 se han aprobado pensadas para consolidar y hacer más productivas las plantaciones ya existentes, que en este momento superan las 800 hectáreas en el Alto Aragón. Por ello, en la mejora de los sistemas de riego se amplía la subvención por hectárea, desde los 1.600 hasta los 2.500 euros, un capítulo en el que además se podrán incluir los gastos de construcción de pozo o traída de agua hasta la parcela.

Como anteriores convocatorias se concederán ayudas para la instalación de nuevas plantaciones que tendrán que incluir en todos los casos el vallado de la finca, además de disponer de las licencias, permisos y autorizaciones necesarias para realizar las obras cuya financiación se solicita. De este modo, se pretenden agilizar los trámites de las concesiones y que se cumpla el objetivo de acometer los trabajos antes de que finalice 2012. La subvención máxima para cada plantación, que debe ser como mínimo de 2.000 hectáreas, es de 36.000 euros. El porcentaje que aportará la Diputación será del 80 por ciento de los gastos.

dph

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here