El alcalde visita el renovado aeródromo.El alcalde de Benabarre, Alfredo Sancho, junto al presidente del club de vuelo Albatros, José María Vall, y buena parte de sus socios han visitado las instalaciones del Aeródromo acondicionadas recientemente. Coincidiendo con la celebración del día de la patrona de la aviación, la Virgen de Loreto, también se han podido realizar varias maniobras -las que ha permitido la niebla existente- para poner a prueba la remodelada infraestructura que ahora el Ayuntamiento de Benabarre quiere promocionar, cuando también se cumplen veinticinco años desde que un club francés vio en este lugar el idóneo para el vuelo a vela.

Las actuaciones de mejora se han centrado en el asfaltado de la pista, con más de 800 metros para el uso deportivo, además de destinarse para tareas de extinción, ya que el Aeródromo sirve como centro logístico cuando se produce algún incendio en la zona y en él también realizan prácticas los equipos de la Comunidad Autónoma y de la Generalitat catalana. Hasta ejecutarse estas obras, financiadas con cargo a los programas de desarrollo rural de la Diputación de Huesca, la Comarca de la Ribagorza y el CEDESOR, las malas condiciones de la pista ponían en peligro los aterrizajes y hacían prácticamente inviable su uso, mientras que la consistencia del firme actual va a permitir la operatividad de todo tipo de aeronaves ligeras de hasta diez plazas, y sin que éstas sufran ningún deterioro.

Nuevo aeródromo de Benabarre.Una vez culminadas, Alfredo Sancho, edil de la población, dice que «ahora es el momento de poner en marcha un proyecto de promoción con el que poder asentar esta actividad deportiva en la zona». Para ello, plantea una serie de acciones como una campaña en centros educativos, jornadas de puertas abiertas y vuelos promocionales en el Aeródromo, el lanzamiento de paquetes que incluyan la actividad aeronáutica o la organización de actividades deportivas en estas instalaciones municipales. Benabarre ya ha sido fin de etapa de la vuelta aérea a Aragón y de otros encuentros de aviones ultraligeros y parapentistas, a lo que hay que sumar la exhibición que The Sky Challenge Air Race filmó en estas instalaciones, y que ha dado la vuelta al mundo.

Sancho reconoce que varias empresas del ámbito de la enseñanza en esta disciplina deportiva, sobre todo de diferentes provincias catalanas, «se han interesado por nuestras instalaciones para pilotos deportivos, y también para profesionales», explica. En este mismo sentido, grupos franceses, ingleses, y de Alemania o Bélgica también han entrado en contacto para poder realizar vuelos en Benabarre.

Las instalaciones y el club

Además de la remodelada pista, el Aeródromo cuenta con un hangar, un transformador de electricidad, un depósito para el suministro de bomberos y de agua corriente a la instalación, así como un local social donde hoy se ha celebrado un encuentro entre los socios del club de vuelo Albatros de Benabarre, acompañados por el alcalde de Benabarre y otros representantes de la zona. José María Vall es su presidente, quien destaca las condiciones y características del aeródromo y lo sitúa como el único para la práctica del vuelo a vela sin limitaciones ni en zonas ni en altura.

En las filas de este club figuran pilotos jóvenes y veteranos que participan en los campeonatos nacionales de vuelo a vela. El Albatros tiene una escuela de pilotos de vuelo a vela, con cuatro instructores, material aeronáutico y equipamiento para las visitas de clubes franceses y nacionales.

SUSCRIPCION

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here