Ficha técnica

Película: Un lugar para soñar.
Título original: We bought a zoo.
Dirección: Cameron Crowe.
País: USA. Año: 2011.
Duración: 124 min.
Género: Drama.
Interpretación: Matt Damon (Benjamin Mee), Scarlett Johansson (Kelly Foster), Elle Fanning (Lily Miska), Thomas Haden Church (Duncan Mee), Patrick Fugit (Robin Jones), Angus Macfadyen (Peter), John Michael Higgins (Walter Ferris), Stephanie Szostak (Katherine).
Guion: Aline Brosh McKenna y Cameron Crowe; basado en las memorias de Benjamin Mee.
Producción:
Julie Yorn, Rick Yorn y Cameron Crowe.
Música: Jon Thor Birgisson.
Fotografía: Rodrigo Prieto.
Montaje: Mark Livolsi.
Diseño de producción: Clay A Griffith.
Vestuario: Deborah Lynn Scott.
Distribuidora: Hispano Foxfilm.
Estreno en USA: 23 Diciembre 2011. Estreno en España: 30 Diciembre 2011. Calificación por edades: Apta para todos los públicos.

TORNO DE BUERA VERANO 2020

Sinopsis

"Un lugar para soñar" pasó recientemente por la gran pantalla barbastrense.En «Un lugar para soñar» conocemos a Benjamin Mee (Matt Damon), un columnista de prensa y escritor de artículos de aventuras que, como padre viudo, se enfrenta al desafío de criar a sus dos hijos pequeños. Con la esperanza de que partir de cero y llevar una nueva vida restablecerá el espíritu familiar, Mee deja su empleo y compra una vieja casa rural situada en un terreno de unas ocho hectáreas fuera de la ciudad que incluye una irrepetible particularidad añadida: un zoológico denominado el Parque de Animales Rosemoor, residencia de docenas de animales encomendados al cuidado de la jefa de guardas Kelly Foster (Scarlett Johansson) y su entusiasta equipo. Sin experiencia, con poco tiempo y reducidísimo presupuesto, Mee se propone, con el apoyo de su familia y de la gente de la localidad, reabrir el zoo. Ahora, Benjamin ya no cuenta una historia de aventuras, sino que vive la suya propia en la misma puerta de su casa.

Crítica (por Fer Broto)

Desde que colaboro este periódico digital muchas veces tengo la sensación de que escribo solo para un grupo de amigos y algunos lectores casuales, aunque uno siempre tiene la ilusión de compartir este trabajo con más personas.

Digo esto con la esperanza de que esta disculpa por haber abandonado mis obligaciones para con Ronda Somontano afecte a no demasiada gente.

Esta introducción tan larga la podría haber alargado más para llenar el folio y así no tener que prolongar una crítica que yo la condensaría en dos palabras: muy mala.

El atractivo de la cinta es su pareja de actores. He de confesar que ambos son de mi gusto, pero es que la película es tan tópica que poco pueden hacer con unos personajes planos y sin profundidad ni evolución.

Damon, actor -y también guionista- es un actor al que respeto bastante, pero aquí se equivoca al elegir la película, sigue la tendencia de esa moda de actores que para tratar de ampliar su registro en otro género, participan en proyectos de calidad mas bien baja, no sé si por comodidad o por miedo a afrontar papeles de mayor dificultad. Lo hicieron Will Smith con Siete almas, creo que era, Clive Owen con Solo ellos, y ahora Matt Damon, que por otra parte lo vi bastante fondón para un papel que no lo requiería, deberá de cuidarse un poco si quiere volver a hace papeles de mayor entidad. Scarlett Johansson hace el papelito de la chica mona que debe de enamorar y hacer olvidar el recuerdo de la mujer recientemente fallecida del protagonista, y está así, mona, esta vez luciendo vestimenta de granjera, que no es la que más le favorece.

El director se ocupa de su película de una manera académica, sin sorpresas ni distracciones, lo que hace que la cinta avance con un monótono ritmo, no se ocupa de profundizar en la relación del padre con su hijo adolescente, los personajes secundarios -también tópicos, como ese mono sobre el hombro del cuidador, por decir uno- los utiliza como parte del decorado, un total desastre.

El guion está acorde -o tal vez, peor aun- con el perfil bajo de todo el proyecto, igual de trillado, me sorprende que esta pareja de guionista hayan conseguido colocar este, que más parece hecho para un telefilm de Antena 3 para la tarde del sábado.

No queda demasiado que decir, tal vez comentar la rígida utilización de los apartados técnicos que parece que están trabajando con el manual delante de ellos.

Así pues nos encontramos con una película académicamente rodada, pero previsible, sensiblera, sin sorpresas ni sobresaltos, pero sobre todo, incapaz de provocar la mas mínima emoción.

GOB ARAGON surge

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here