Efectivos de la Guardia Civil han detenido en las últimas horas a cuatro personas por presuntos delitos contra la seguridad en el tráfico, al conducir bajo los efectos de bebidas alcohólicas.

La primera intervención ha tenido lugar en la carretera N-240, en el término municipal de Quicena, al arrojar el conductor de un vehículo una tasa positiva de alcohol de 0,78 miligramos por litro de aire espirado. El imputado, un hombre de 57 años, fue puesto a disposición del Juzgado número 1 de Huesca.

comarca

También en la carretera A-136 (Biescas-Francia), en el término municipal de Sallent de Gállego, la Guardia Civil de Tráfico ha detenido a un hombre de 60 años que conducía con una tasa de alcoholemia de 0,85 miligramos por litro de aire espirado. Las diligencias, instruidas por la Guardia Civil, han sido remitidas al Juzgado de Instrucción número 2 de Jaca.

Por otra parte, en la A-131 la Guardia Civil ha imputado a un hombre de 39 años un presunto delito contra la seguridad vial por conducir con una tasa de 0,81 miligramos por litro de aire espirado.

Finalmente, la Guardia Civil ha detenido a un hombre de 68 años en la carretera A-132, en el término municipal de Puente La Reina, quien conducía un vehículo con una tasa de 1,09 miligramos de alcohol por litro de aire espirado. Las diligencias han sido remitidas al Juzgado de Instrucción número 2 de Jaca.

Además de esta intervenciones, la Guardia Civil ha imputado otros dos delitos a dos hombres que conducían sendos vehículos habiendo perdido el carnet de conducir por pérdida total de puntos y no habiendo realizado en ambos casos con aprovechamiento el curso de reeducación y sensibilización vial obligatorio. Ambos hombres, de 35 y 40 años, respectivamente han sido puestos a disposición del Juzgado de Barbastro.

GOB ARAGON surge

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here