Valero Aguayos Bestué. Portavoz de CHA en el Ayuntamiento de Barbastro

“Todo el que viniera a comerciar a la ciudad de Barbastro venga sin temor, y que nadie sea osado de ponerle impedimento alguno, pues aquel que lo hiciera sea considerado traidor “, con estas palabras de Octubre de 1100 Pedro I de Aragón pone de manifiesto la protección real hacia los mercaderes para facilitar la labor comercial que estos desarrollan en Barbastro (Texto extraído del libro editado por la I.F.B con motivo de su cincuenta aniversario).

SUSCRIPCION

La FERMA del 2011 fue la quincuagésima que se celebra en nuestra ciudad pero es derivación de la tradición comercial y ferial que tiene un aval histórico reconocido.
En estos últimos meses hemos estado viviendo lo que, a mi juicio, ha sido un bochornoso devenir de acusaciones, declaraciones, juicios intencionados, declaraciones públicas, que han provocado un deterioro de la imagen de la Institución.

La utilización de los problemas económicos de la Feria de Barbastro por un lado, y la ocultación o como mínimo falta de claridad por otro, ha provocado que los ciudadanos y no solo los de Barbastro, las empresas, los comerciantes y los proveedores desconfíen de la institución.

Preocupante sin lugar a dudas es especialmente la deuda “viva” existente, la dificultad de acceder a subvenciones que en otros tiempos eran constantes, todo ello aderezado de un contexto de crisis económica gravísima que hace que nos encontremos ante un momento complicado para el presente y futuro de la institución ferial tal y como la conocemos.

Por todo ello desde Chunta Aragoneista consideramos que es el momento, tal vez se debería haber hecho antes, de cuestionarnos el modelo de ferias que queremos, las posibilidades de trabajo conjunto con otras entidades de desarrollo existentes, la búsqueda de nuevos salones y congresos, de dotar de más innovación a los existentes, en definitiva, de apostar por la potencialidad Ferial.

Como miembro del Patronato que gestiona la Feria y como concejal de Chunta Aragonesista en el Ayuntamiento de Barbastro, apuesto firmemente porque Barbastro siga siendo referente ferial de Aragón y defenderé la labor del personal. No es comprensible el que siempre que nos enfrentamos a una mala gestión de la administración pública se abra el debate de la necesidad de la misma, mucho más en un momento como el actual de catarsis económica, donde es fundamental contar con herramientas de desarrollo empresarial y comercial, y la Feria de Barbastro lo es.

Dirijamos el debate a la mala gestión y como solucionarla, de otra forma, lo único que conseguiremos, es acabar con una herramienta que ha demostrado ser útil para generar actividad económica y comercial en nuestra ciudad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here