El Defensor del Pueblo ha iniciado el expediente en relación con la denuncia presentada por IU el pasado mes de diciembre sobre la atención recibida por los ciudadanos de Fraga y Comarca que, por proximidad geográfica, acuden al Hospital Arnau de Vilanova de Lleida.

IU muestra su satisfacción por la admisión a trámite de la denuncia presentada al Defensor del Pueblo, «ya que entendemos se está vulnerando el derecho básico y constitucional de todo ciudadano a recibir una asistencia sanitaria universal, de calidad y gratuita», explica el Coordinador de IU Fraga, Xandru Sánchez

comarca

«En la denuncia presentada, reflejábamos que el Hospital de Lleida es el centro sanitario de referencia para la mayor parte de los ciudadanos de Fraga y Comarca, sobre todo en casos de urgencia, por proximidad geográfica y en virtud de un acuerdo bilateral en materia sanitaria firmado en el año 2005 entre los gobiernos de Aragón y Catalunya», señala Sánchez.

A su entender, «el ajuste presupuestario llevado a cabo por el gobierno de la Generalitat de Catalunya, con el consiguiente recorte en la inversión sanitaria, ha repercutido negativamente en la asistencia recibida por los usuarios de los distintos centros hospitalarios catalanes y, por extensión, a la recibida por los ciudadanos de las zonas limítrofes de Aragón que acuden a Lleida.

Cabe recordar que IU denunció el pasado verano una reducción en el número de camas disponibles, cierre de quirófanos, y reducción del personal sanitario. «Lo que repercute en un aumento considerable de las listas de espera para recibir atención quirúrgica, largas colas en urgencias y un adelanto del alta médica a pacientes con anterioridad a su recuperación por falta de camas disponibles», explica Sánchez que advierte que, «en algunos casos, se ha derivado a pacientes para segundas consultas al Hospital de Barbastro, situado a una distancia geográfica superior a Lleida, con el consiguiente perjuicio para estos usuarios, ya que sólo disponen de una línea de transporte público diaria, en días laborables, para desplazarse hasta dicho centro hospitalario».

Tras varios encuentros entre los gobiernos de Aragón y Catalunya y de la mediación de ayuntamientos y entes comarcales se ha rebajado, en parte, la derivación de pacientes a Barbastro, «pero continúan produciéndose el resto de situaciones denunciadas y especialmente grave y preocupantes son las largas colas en urgencias, llegando a darse casos de pacientes que tienen que esperar hasta 14 horas para ser atendidos», añade.

Por último, IU quiere claro que «el problema de desatención sanitaria en el Hospital de Lleida no deriva de una situación discriminatoria hacia ciudadanos aragoneses que acuden a este centro, sino que afecta por igual a los ciudadanos catalanes que acuden al mismo, en un contexto generalizado de recortes presupuestarios y de recortes de derechos ciudadanos por parte de las administraciones públicas».

DPH

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here