Las comarcas de Somontano y Cinca Medio han celebrado una intensa jornada de romerías con motivo de la celebración del Lunes de Pascua. El Pueyo, al que acuden vecinos de Barbastro y Berbegal, La Bella en Castejón del Puente, y La Alegría en Monzón, son tres santuarios donde ayer se vivió la religiosidad popular.

Bendición de las tres cruces. JLP.El santuario de El Pueyo ha recibido al mediodía la visita de sus fieles de Barbastro y Berbegal, localidades que inician cada Lunes de Pascua el periodo de romerías a este templo al que acuden desde hace ocho siglos más de una treintena de poblaciones de La Hoya y el Somontano.

DPH

Cuenta la tradición que al pastor de Morilla San Balandrán se le apareció la virgen en una carrasca a comienzos del siglo XII. Al acudir a Barbastro para dar la noticia los vecinos no le creyeron pero portaba en su rostro una marca mariana que hizo volver crédulos a los barbastrenses. Fue entonces cuando se construyó este monasterio gótico que ha estado ocupado por monjes benedictinos, claretianos y desde hace tres años por la congregación del Verbo Encarnado procedentes de Argentina.

Los romeros encarando El Pueyo. JLP.Hasta allí, han acudido como manda la tradición decenas de fieles de Barbastro y Berbegal tras sus cruces representativas de cada municipio. La romería que ha partido desde la plaza del Sol en las faldas del santuario hasta el templo ha contado también con la presencia del obispo de la diócesis de Barbastro-Monzón, Alfonso Milián, que ha destacado que esta romería “es el colofón a los días más importantes en la vida de la Iglesia y del cristiano. Los hijos acuden a felicitar y a pedir a su madre. Es una romería muy importante para la vida cristiana de estos pueblos”.

Milián ha oficiado la ceremonia eucarística junto a sacerdotes de la diócesis de Huesca, a la que pertenece Berbegal y del Verbo Encarnado. Después de la misa se ha procedido a la bendición de panes y al reparto entre los asistentes que posteriormente han disfrutado del ágape al que invitan los ayuntamientos de Barbastro y Berbegal.

Revitalizar la romería

El obispo presidió la eucaristía. JLP.También es tradición que muchos jóvenes aprovechen esta romería para disfrutar de una jornada al aire libre en torno al santuario. Y otros en cambio van a comer a fincas particulares. Hace unos años, numerosos jóvenes acudían a disfrutar de una jornada de disfrute que ha decaído con el paso de los años. Precisamente los alcaldes de Barbastro y Berbegal hablaban ayer de revitalizar esta romería con la organización de actos paralelos.

Para Antonio Cosculluela “habrá que buscar fórmulas para revitalizar esta romería porque desde el municipio de Barbastro no hay apoyo suficiente de público. Puede ser porque el Lunes de Pascua no es fiesta y eso resta posibilidades de que acuda más público y además se está imponiendo que las cuadrillas acudan a sus huertas o fincas a comer. Eso resta participación y deberíamos relanzar esta romería”.

Miles de personas en Monzón

Gran afluencia en La Alegría de Monzón. JLP.En Monzón la virgen de la Alegría atrae a miles de vecinos de la ciudad del Cinca y de otras localidades del entorno que acuden desde primeras horas de la mañana a realizar una visita al templo y luego disfrutan de una jornada de convivencia al aire libre en fincas o en el entorno del monte de las Cellas, donde se levanta este santuario desde hace ocho siglos.

La jornada de romería ha comenzado a las 8.00 con la salida de los romeros más madrugadores a los que se les ha obsequiado con magdalenas y una medalla de la virgen.

A su llegada a las faldas del templo han recibido torta con longaniza y vino. Después de la obligada visita al camerín de la virgen para saludarla, ha llegado el momento del almuerzo con los 300 huevos fritos con longaniza que cada año prepara la Peña La Trifulca, mientras que los voluntarios del Patronato de Festejos seguían repartiendo raciones de pan con longaniza.
Reparto de torta, longaniza y vino. JLP.Entre tragos de vino, la rondalla Aires Monegrinos de Sariñena ha puesto la nota musical a esta cita con la religiosidad popular con un festival de jotas.

Un grupo de corredores populares ha realizado el trayecto corriendo mientras que las personas impedidas y de mayor edad usaban el servicio de bus habilitado por el Ayuntamiento para este día.

Las celebraciones religiosas han tenido lugar a las 9.00, a las 12.00 y ya por la tarde a las 18.00. El sacerdote local José Luis Pueyo se mostraba muy emocionado ya que ésta era la primera romería que celebraba como párroco de Monzón. “Hacía veinte años que no hacía una misa en La Alegría porque estaba como párroco en otros lugares donde también se celebra el Lunes de Pascua. La Alegría ha sido un referente espiritual desde niño, ha sido como una guía cristina. Aquí venimos a las raíces y es parte de la identidad de este pueblo, más allá de la profesión de la fe. Es patrimonio de Monzón desde hace ocho siglos”, ha afirmado.

Saludo a la virgen de la Alegría. JLP.En Castejón del Puente, los vecinos de esta localidad el Somontano también celebraron su tradicional romería al santuario de La Bella y después disfrutaron de una comida de hermandad.

Otras localidades como Binéfar también han celebrado una popular romería en la ermita de San Quílez.

Sal de Ronda
GOB ARAGON surge
SUSCRIPCION

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here