Javier Cavero.
Procesión con las banderas de los pueblos. Javier Cabero. Este sábado día 12, se celebro la romería al Santuario de la Virgen de Dulcis, ubicado en la localidad de Buera.

Como todos los años los vecinos de Colungo, acudieron fieles a esta romería junto a los pueblos de: Buera, Huerta de Vero, Alquézar, Radiquero, Asque y San Pelegrín.
A primera hora de la mañana, los vecinos de Colungo se dieron cita en la plaza para preparar todo lo necesario para la romería.

DPH

Antes de salir, se voltearon las campanas y se lanzaron cohetes para avisar que comenzaba la caminata, se portaba la cruz procesional, el estandarte, y una gran bandera de color rojo bordada con el símbolo de la Virgen de Dulcis.

Los romeros fueron caminando hasta el Santuario, por el camino que une las localidades de Colungo y Buera, atravesando el cauce del río Ramillar.

Almuerzo a medio camino. J. C.A medio camino se hizo una parada para almorzar y refrescarse del sofocante calor que reinaba.
Una vez en la ermita, tuvo lugar la procesión desde las proximidades del Santuario con las cruces, estandartes y banderas de los diferentes pueblos.

En primer lugar van las cruces procesionales, seguido de los estandartes y las banderas de cada pueblo que ondean al aire y que debido a su altura lo tienen que llevar entre tres personas una sosteniendo el mástil y las otras dos sujetando con los tirantes, a continuación van los sacerdotes y por ultimo todos los fieles.

Una vez en el interior de la ermita se celebro la Santa Misa, a la que asistió el  obispo de Huesca y Jaca Julián Ruiz, acompañado por otros sacerdotes y el párroco local José María Cabrero. También asistieron el presidente de la Diputación de Huesca Antonio Cosculluela, el presidente de la Comarca Jaime Facerías y los alcaldes de los pueblos que van a la romería.

Salida de Colungo con la bandera hacia Dulcis. J.C.Concluida la eucaristía, llego el momento de la comida de hermandad, en la explanada de la ermita rodeado de carrascas, los vecinos de Colungo se reunieron un total de 80 comensales que disfrutaron con una deliciosa paella. Para tratar de paliar el fuerte sol se colocaron unas lonas sujetadas en los arboles.

La comida estuvo muy animada y con un gran ambiente, como colofón el jotero Paco Lasierra puso la nota musical al día con sus jotas rondando a todos los presentes en la sobremesa.

Se trata de un día muy especial para todas las personas que hasta allí se acercan, dentro de un ambiente de convivencia y unión entre los diversos pueblos que se Comida de hermandad. J. C.juntan para honrar a la Virgen de Dulcis.

SUSCRIPCION

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here