Varios

Durante todo el martes medio centenar de personas entre cuadrillas terrestres, conductores de autobombas, Agentes de Protección de la Naturaleza y personal de los helicópteros de coordinación y de centros de coordinación operativa han continuado trabajando en el refresco y vigilancia de las zonas calcinadas de los tres incendios que permanecen en fase de extinción en la Comunidad Autónoma, los declarados en Aliaga (Teruel), Jaulín-Valmadrid y Valtorres, estos dos últimos en la provincia de Zaragoza.

Por otro lado, Agentes de Protección de la Naturaleza del equipo de investigación de causas de incendios en colaboración con el Seprona han confirmado que un rayo latente caído en un árbol es la causa que originó el incendio que se declaró en Los Olmos, en Teruel. Este ha sido el único de los incendios de los declarados en Teruel que generaba alguna duda sobre su desencadenante. Por un lado, porque surgió un día después del resto de los otros grandes incendios, y por otro, porque el árbol se encontraba en una loma desde donde el viento cambiante llevó a la dispersión de numerosas pavesas que dieron lugar a focos secundarios que también hubo que investigar.

GOB ARAGON surge

En el resto de los incendios es más evidente que los numerosos rayos caídos en la zona son la causa desencadenante, si bien Agentes de Protección de la Naturaleza en colaboración con el Seprona continúa la investigación para verificar cada caso.

SUSCRIPCION

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here