Varios

Ficha técnica:Película en 3D y 2D.
Título original: Hugo.
AKA: The invention of Hugo Cabret.
Dirección: Martin Scorsese.
País: USA.
Año: 2011.
Duración: 128 min.
Género: Aventuras, fantástico.
Interpretación: Asa Butterfield (Hugo Cabret), Chloë Grace Moretz (Isabelle), Ben Kingsley (Georges Méliès), Sacha Baron Cohen (inspector de estación), Jude Law (padre de Hugo), Christopher Lee (Sr. Labisse), Richard Griffiths (Sr. Frick), Ray Winstone (tío Claude), Emily Mortimer (Lisette), Frances de la Tour (Sra. Emilie).
Guion: John Logan; basado en el libro «La invención de Hugo Cabret», de Brian Selznick.
Producción: Johnny Depp, Tim Headington, Graham King y Martin Scorsese. Música: Howard Shore.
Fotografía: Robert Richardson.
Montaje: Thelma Schoonmaker.
Diseño de producción: Dante Ferretti.
Vestuario: Sandy Powell.
Distribuidora: Paramount Pictures Spain.
Estreno en USA: 23 Noviembre 2011. Estreno en España: 24 Febrero 2012. Calificación por edades: Apta para todos los públicos.

Sinopsis:

GOB ARAGON surge

En «La invención de Hugo» conoceremos a Hugo, un niño huérfano, relojero y ladrón que vive entre los muros de una ajetreada estación de trenes parisina. Nadie sabe de su existencia hasta que le descubre una excéntrica niña junto a la que vivirá una increíble aventura.

Crítica por Fer Broto:

El visionado de la película resulta totamente recomendable.Martin Scorsese rinde un merecido homenaje al cine, como medio para generar ilusiones y a sus pioneros, en especial a George Méliès, la gran figura europea responsable de varios adelantos técnicos y tal vez el primero en comprender que el invento del cinematógrafo era más que una simple atracción de feria con imágenes impactantes para la época, caso de Llegada de un tren a la estación de la Ciotat (1895), que también recibe su correspondiente homenaje.

Scorsese adapta por primera vez una obra de literatura infantil – La invención de Hugo Cabret, de Brian Selznick- y sale más que airoso, consigue construir un relato de los de antes, devolviéndonos los aromas de ese cine clásico que es tan difícil de encontrar ahora, y en el que todo termina por encajar de modo casi majestuoso.

El filme empieza a brillar desde el inicio con una sobresaliente puesta en escena que nos atrapa y nos trasporta a ese París de entreguerras que se condensa en la estación de tren de ensueño en la que vive, tras los relojes de la estación, Hugo, un niño huérfano que aparte de darle cuerda a los relojes se dedica a conseguir piezas con la que poder repara lo único que le queda de su padre, un autómata.

Su búsqueda converge con la historia de George Méliès, creador de ilusiones, y también del autómata y en este viaje se nos revela el mundo del ilusionismo, atraves de un nuevo invento, el cinematógrafo, con el que Méliès mostró al mundo sus posibilidades artísticas y comerciales, que lo convertirían en uno de los grandes entretenimientos del SXX.

El cineasta norteamericano realiza también una buena dirección de actores, más de una vez he comentado que yo no soy nada amigo de los niños en el cine, y menos en papeles protagonistas, cuando muchas veces no están justificados argumentalmente, obviamente no es el caso.

Asa Butterfield está brillante, contenido, parece una postal de Dickens, nos muestra el desamparo, la rabia, la pena…está perfecto.

También su joven compañera, la emergente Chloë Grace Moretz se siente bien a gusto en la piel de su personaje, pero claro su papel es más limitado, y también más fácil.

Y por supuesto el gran Ben Kingsley, magnífico, el en verdad casi no necesita director, pero es que se convierte en el pegamento con el que sin él se rompería el total equilibrio. Tampoco me puedo olvidar de esa majestuosa aparición del gran Christopher Lee.

Tal vez le podemos poner la pega de que algunas de las tramas secundarias, no terminan de cobrar sentido dentro de película, tal vez con 20 minutos menos la película podría haber salido ganando.

Por último quiero reflejar mi admiración por el gran diseño de producción, la dirección artística, la fotografía, y la maravillosa música de Howard Shore, que se convierte en un complemento esencial.

No necesita recomendación, un gran película realizada por un gran conocedor del oficio, uno de los grandes directores en activo, un proyecto que entretiene y emociona.

dph

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here