Campodarve canta a la viuda. José Luis Pano.Con jotas dirigidas al cielo por boca de los joteros rondadores Javier Badules, Paco Lasierra y Joaquín Campodarve culminaba el emotivo acto de homenaje póstumo al que fuera alcalde de Pozán de Vero, José María Mur Lasierra, fallecido el pasado mes de marzo de forma repentina. La localidad ya le rindió un homenaje en las XXV Jornadas Culturales de abril, pero ayer el Ayuntamiento quiso seguir recordando con cariño su figura convirtiéndola en el protagonista del XXII Día de la Comarca de Somontano de Barbastro.

El acto homenaje contó con la presencia de numerosos alcaldes del Somontano, diputados provinciales, autonómicos, el presidente de la Diputación de Huesca, Antonio Cosculluela, el presidente de la Comarca, Jaime Facerías, y el portavoz del PSOE en el Senado y ex presidente de Aragón, Marcelino Iglesias, que no quiso perderse esta cita a pesar de su apretada agenda.

La viuda muestra la trompetilla del último alguacil. JLP.Todos ellos, junto con la nueva alcaldesa de Pozán de Vero, Rosana Marcos, glosaron la personalidad, la talla política y sobre todo la bonhomía de José María Mur. La alcaldesa enumeró todas las actuaciones realizadas por José María en sus nueve años como primer edil: la creación de un comedor asistencial para dar de comer a mayores y a niños y conseguir que un pueblo de240 habitantes tenga 22 niños en su escuela; el depósito de agua del Cinca, el nuevo bar a pie de calle, la báscula, la reforma de la ermita de San Macario y la iglesia parroquial, la calle Mayor, el merendero, el frontón, la travesía y la pasarela del Vero, … «Pero lo más destacado fue el día a día, sin descanso, solucionando las pequeñas cosas que han hecho que Pozán será hoy lo que es. Se fue sin despedirse, en silencio, como él hacía las cosas. Tenemos que aprender de él y seguir su ejemplo», afirmó Marcos.

Paco Lasierra ante la mirada de la viuda y los padres de Mur. JLP.Para Facerías, José María Mur fue «un buen amigo que todo lo hacía fácil. Nunca existían los problemas para él. Era buena gente, amigo de sus amigos, buen padre e hijo. Luchó por su pueblo, por su comarca, por su bodega. José María era una de las mejores personas de la comarca».
Por su parte, Cosculluela animó a la nueva Corporación Municipal a seguir el compromiso con Pozán adquirido por José María Mur. «Había logrado una comunión entre todo el pueblo para desarrollarlo. Haber heredado un pueblo unido y debéis de sacarlo adelante. Tendréis nuestro apoyo para ello».

Jota de Joaquín Campodarve

Joaquín Campodarve canta a José María Mur.

Marcelino Iglesias recordó cuando en su etapa como presidente de Aragón tuvo varios encuentros con Mur para solucionar el tema de la travesía del Eje del Vero. «Fue un hombre de bien, una buena persona y un excelente alcalde. Fue leal con su pueblo, gente sencilla y deja un listón muy alto. Fue una persona con la que se colaboraba con mucha facilidad, no era estridente, sino una persona de hablar».

Asistentes al homenaje en la plaza de la Constitución. JLP.Su viuda, Ángeles Espluga, agradeció todas las palabras de cariño y la respuesta de los vecinos y comarcanos en este acto. «Si José María nos está viendo estará orgullo de su pueblo Pozán. El trabajaba con ilusión y entusiasmo como alcalde, vecino, como consejero de comarca. Contaba con el apoyo de su familia y de sus vecinos, y de la Diputación y la Comarca con quien tenían una gran amistad. Vivió para su familia y para su pueblo, porque para él el pueblo de Pozán siempre iba para adelante».

Antes de las jotas, el Ayuntamiento entregó a la viuda de Mur una placa en reconocimiento de su trabajo como alcalde y un ramo de flores. A su vez, la viuda cedió al Ayuntamiento la trompetilla que tuvo el último alguacil que José María Mur conservaba con gran cariño y que a partir de ahora lucirá en el salón consistorial.

Las mujeres de Pozán con las rosquillas. JLP.El Día de la Comarca del Somontano reunió ayer en Pozán de Vero a unas 800 personas llegadas de varias de las poblaciones de este territorio en un evento que pretende reforzar los lazos de identidad pero también como recordó su presidente «quiere ser un día de reivindicación de la vida en el medio rural».

La jornada comenzó con una misa en la iglesia parroquial. Tras el homenaje en la plaza de la Constitución tuvieron lugar las visitas por la ermita de san Macario, el azud de Pozán, el casco urbano y a la exposición que recrea los 25 años de actividad cultural en el municipio. Como aperitivo, las mujeres de la localidad elaboraron 1.800 rosquillas servidas con café con leche y vino a todos los asistentes.

Paseos por Pozán. JLP.Tras la comida popular tuvo lugar las actuaciones teatrales de la compañía local Boborales, uno de los emblemas de Pozán junto con su cantador Joaquín Campodarve que puso con sus jotas la mejor melodía a este emotivo homenaje.

mantenimiento WP

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here